Gestüt Schloss Amerang, en el corazón de Baviera

La yeguada Gestüt Schloss Amerang está emplazada en una increíble finca de 400 hectáreas en Baviera, Alemania. En ella no hay sólo caballos, pues el lugar es, además, escenario de magníficos conciertos y otros eventos multidisciplinares. Sin embargo, los caballos son, para su propietaria, los indiscutibles “reyes” de la casa. Heredera de la familia Crailsheim, Giulia se decantó cuando era joven por la cría en exclusiva del Pura Raza Español, una decisión que no cambiaría por nada del mundo. El lugar elegido para ello es idílico.
-
Gestüt Schloss Amerang, en el corazón de Baviera
Gestüt Schloss Amerang, en el corazón de Baviera

Ubicada en Baviera, entre Múnich y Salzburgo, la yeguada Gestüt Schloss Amerang posee un encanto especial. Su seña de identidad es el castillo medieval que corona las instalaciones, aunque las cuadras son también preciosas. Son la herencia de la familia Crailsheim, que hoy dirige la Baronesa Giulia von Crailsheim. Ella, junto a otro entrenador, se ocupa de la atención de los caballos de Pura Raza Española que pastan en la finca. Son su pasión, algo más que una elección que realizó ya cuando tenía once años.

Le gusta el PRE de líneas correctas, pero no busca sólo un caballo para competir, quiere que sea versátil, que tenga buen carácter, buena morfología, movimientos… un poco de todo aquello que, para ella, lo convierta en excelente.

"Bandolera CLII", considerada una de las grandes yeguas de la ganadería alemana.

"Bandolera CLII", considerada una de las grandes yeguas de la ganadería alemana.

Ortholf y Giulia von Crailsheim, propietarios de la yeguada.

Adora a las yeguas con las que cría, dice que conforman el motor de la ganadería, sin despreciar a los sementales, que vienen de importantes líneas españolas como Bohórquez, Escalera, Yeguada Militar o Marín García… No en vano, recibieron el título de Mejor Ganadería de Alemania 2015, en la PRECUP, entre 21 criadores de seis países distintos. Además se llevó cuatro premios especiales más en este encuentro, a los mejores caballos y yeguas en categoría joven y adulto. 

Ortholf y Giulia von Crailsheim, propietarios de la yeguada.

“Paladín GSA”, con 2 años.

La yeguada cuenta con seis edificios, además de la granja, que se agrupan alrededor de un cuadrilongo de 64x23 metros. La finca está totalmente equipada y las cuadras principales están construidas en madera y teja, que procuran un clima idóneo para los animales: fresco en verano y bien aislado en invierno. Los caballos están bajo video-vigilancia las 24 horas y tienen acceso directo desde sus boxes a los paddocks. Además, los jinetes pueden disfrutar de unas preciosas vistas panorámicas de los Alpes mientras montan en la pista cubierta, provista de unos grandes ventanales. La propia baronesa, junto a Toni Carreras y algunos jinetes olímpicos que acuden a entrenar a los caballos de manera ocasional, se encargan de la puesta a punto de los potros. El caballo y su disposición a aprender son los que deciden el ritmo de aprendizaje, para ellos es fundamental ese respeto por el animal.

“Paladín GSA”, con 2 años.

Vista general de las instalaciones ecuestres, dentro de Schloss Amerang.

Tradición familiar

Schloss Amerang es un magnífico complejo situado en el sudeste de Alemania, entre la ciudad de Múnich y la frontera con Austria. Inmersos en este impresionante paisaje de Baviera, reconocido también por ser la sede del Museo Alemán del Automóvil, descubrimos un castillo medieval, que fue construido en el siglo XV por la familia de La Scala (Señores de Verona), y que fue recuperado posteriormente por la familia Crailsheim. Su propietaria actual, la baronesa Giulia von Crailsheim, es la dueña también de la yeguada del mismo nombre.

Vista general de las instalaciones ecuestres, dentro de Schloss Amerang.

“Rumboso MIB”, que fue Campeón Adulto de Alemania.

Schloss Amerang es pura tradición familiar, una joya súper conocida por los conciertos que se ofrecen en el patio interior del castillo desde el año 1965. Se trata de un patio porticado, el más grande al norte de los Alpes, que cuenta con una acústica inigualable, por lo que acoge numerosos conciertos en la temporada estival. Además, Schloss Amerang es la síntesis de una acertada arquitectura en un paisaje magnífico, con lo que muchos lo eligen como emplazamiento para sus celebraciones particulares o de empresa.

“Rumboso MIB”, que fue Campeón Adulto de Alemania.

“Tarzano” tiene en su haber una medalla de oro y de mejores movimientos.

La yeguada

Ortholf y Giulia von Crailsheim Larisch representan el escalón generacional vigesimotercero de esta familia que ha heredado, además de esta llamativa finca, un inmenso amor por los caballos. A 800 metros del castillo está situada la yeguada de Pura Raza Española, donde se combinan tradición e innovación en lo referente a la cría de caballos. “Nuestros ejemplares están testados como todoterrenos, se tratan con especial cuidado en sus primeros años y se les educa según los principios tradicionales de la Doma Clásica. Ponemos el énfasis en la calidad de las yeguas, por supuesto también de los sementales, que deben tener un excelente carácter”.

“Tarzano” tiene en su haber una medalla de oro y de mejores movimientos.

Las yeguas con sus rastras, descansando en una instalación cubierta específicamente diseñada para ellas.

La ganadería se fundó principalmente con ejemplares de Bohórquez, Marín García, Escalera y Viuda de Terry, con especial interés por caballos con aptitudes para el deporte. “Si seleccionas con precisión no necesitas muchos caballos para criar buenos ejemplares”, señalan.

Idealmente integrada en el paisaje de los Alpes bávaros, esta ganadería inició sus pasos en el año 1810 con caballos Trakehner. “Yo comencé a montar cuando tenía tres años, todo lo que sé sobre los equinos es gracias a mi familia”, nos cuenta Giulia. “Cuando cumplí once años tuve la oportunidad de montar por vez primera un Pura Raza Español. Me sobraron los minutos para decidir que no había nada comparable a la sensación que te transmite ir sobre un caballo de esta raza. Así que desde aquel día me interesé por la raza, comencé a indagar sobre ella y terminé entregándome al Caballo Español por completo”, confiesa la propietaria de este magnífico complejo ecuestre.

Las yeguas con sus rastras, descansando en una instalación cubierta específicamente diseñada para ellas.

Pista de doma, en primer plano. Al fondo, las cuadras.

Entregados al PRE

Giulia comenzó a criar sus propios ejemplares en el año 2008. “Lo tenía muy claro; fundamentalmente busqué caballos y yeguas de Miguel Bohórquez y Escalera, con sangre de Yeguada Militar. También tenemos en la base la buena influencia de sementales como “Digital” o “Pampero”, de Marín García. Y algunas yeguas que vienen de “Binguero”, de Señorío de Bariaín, que han heredado sus magníficos movimientos”, señala.

Pista de doma, en primer plano. Al fondo, las cuadras.

“Invictus GSA”, nieto de “Bandolera CLII”.

Para la cría, Giulia es muy exigente con sus propios gustos. “Jamás usaría una yegua que no me terminara de convencer. Mis caballos necesitan tener por fuerza una correcta morfología, con espalda corta, pecho profundo y ancho y una cabeza recta. Para mí es fundamental que tengan buena doma y un carácter despierto y calmado. Hay gente que dice que criamos en función de la capa, pero no es cierto. Nosotros criamos muy buenos ejemplares en cualquier color, que es simplemente una característica más. Dejar de criar con un caballo magnífico porque este sea Perlino sería absurdo. No vamos a criar sólo caballos tordos…”, incide. “El amor por nuestros caballos está siempre en primer lugar: criamos caballos diferentes”.

“Invictus GSA”, nieto de “Bandolera CLII”.

El magnífico picadero cubierto de la yeguada.

El hierro GSA

A Giulia le cuesta hablar de los “mejores” caballos de sus cuadras. “Es una difícil elección. Está “Bandolera CLII”, una gran madre, en la línea de hembras, que da unos potros con extraordinarios movimientos. Su mejor producto es su nieto “Invictus GSA”, fantástico moviéndose, con talla… es perfecto. Nuestros mejores productos son, sin duda, las yeguas. Por ejemplo, yo adoro a “Flavia GSA”, hija del semental de Bohórquez, “Rumboso MIB”; tiene mucho hueso, magníficos movimientos y una gran morfología de yegua con solo dos años… Pero tampoco quisiera olvidarme de nuestro semental “Tarzano GSA”, que nos está dando mucha calidad y es único. Es la prueba de la gran frase que me decía mi abuelo, que siempre insistía en que la verdadera calidad de un semental sólo se ve en sus hijos”.

El magnífico picadero cubierto de la yeguada.

“Tiberius GSA”, el primer hijo de “Tarzano GSA” nacido en la yeguada.

En Schloss Amerang no se cría otra raza que no sea el PRE, un Caballo Español con el sello “GSA” que tiene como característica propia el no estar criado sólo para morfología o competiciones de Doma Clásica. “Nuestros ejemplares tienen que tener una morfología correcta, aptitudes para la doma y buen carácter, calmado y atento. En mi mente no cabe un caballo para un solo fin, muchos de los criadores de caballos puros de doma buscan en exclusiva movimientos, buscan criar ejemplares de sangre caliente y pierden por completo las características de la raza. Yo quiero que tengan un poco de todo esto, que sean caballos versátiles. La propia Giulia se encarga del entrenamiento, junto con un entrenador de nuestro país. “Somos el equipo perfecto, montamos y entrenamos a los caballos y para las clases más específicas llamamos a jinetes olímpicos”, puntualiza.  

En el momento de la entrevista con los propietarios de esta ganadería alemana de PRE, estaban a la espera de que las yeguas parieran los primeros productos de “Paladín GSA”. “Este es también un nieto de la legendaria “Bandolera”, que ganó su primer concurso, convirtiéndose en Campeón Joven y de Mejores Movimientos, así que estamos expectantes por ver el resultado. También de “Tarzano” esperamos tres potros, uno de mi yegua favorita, “Hebrea BOT”, que es una mezcla de sangres Bohórquez, Marín García y Yeguada Militar. En realidad estamos nerviosos y con ganas de ver los resultados”, confesaba Giulia, quien reconoce que la mayoría de sus clientes están en España, Estados Unidos y México. “Esto lo hace todo más fácil. El sistema alemán es completamente caótico, no está nada organizado y hay continuos enfrentamientos. Tenemos que pagar tarifas muy altas que solo se salvan por nuestro amor incondicional al Pura Raza Español”.

En este sentido, Giulia anima a la ANCCE, la Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles, que sea “más activa en la organización de concursos y tours morfológicos por toda Europa o por el mundo. De este modo, Sicab se convertiría, verdaderamente, en una auténtica Copa del Mundo del PRE, lo que significaría un empuje para que los criadores buscaran la excelencia y se vendieran Caballos Españoles todavía mejor”.

“Tiberius GSA”, el primer hijo de “Tarzano GSA” nacido en la yeguada.

Ficha Técnica

Nombre: Gestüt Schloss Amerang

Año de creación: 2008

Razas: Pura Raza Española

Propietaria: Giulia Baronesa von Crailsheim-Larisch

Contacto: Schloss 1 (83123 Amerang) Alemania

Tfno: +49807591920

Web: www.schlossamerang.de

E-mail: gestuet@schlossamerang.de

Asociación: ANCCE

 

Fuente: Ecuestre

Fotos: GSA

Te recomendamos

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Una de las patologías más terribles para el caballo es, sin duda, la laminitis, o sea...

Conoce los contenidos del número 432 de Ecuestre, que ya puedes conseguir en tus kios...

¿Cómo se os da lo de trenzar a vuestro caballo? Hablamos con Miriam Luque, trenzadora...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...

¿Mantilla o Sudadero? ¿Pechopetral o Martingala? ¿Salvacruz o Salvadorso? Estos nombr...