Carta de agradecimiento de Julio Álvarez Moya

Julio Álvarez Moya remitió una carta a Ecuestre.es para agradecer las muestras de cariño que recibió durante el tiempo que estuvo hospitalizado tras su accidente en el Campeonato de España Clásico.
-
Carta de agradecimiento de Julio Álvarez Moya
Carta de agradecimiento de Julio Álvarez Moya

Julio Álvarez Moya recibió el alta a finales de la semana pasada tras estar hospitalizado durante doce días tras la caída que sufrió en el Campeonato de España Clásico, disputado en el Club de Campo Villa de Madrid. El jinete asturiano ha querido agradecer todo el apoyo recibido durante esos días en la siguiente carta:

Hace cuatro años decidí empezar a montar de manera constante y me propuse nuevas metas. Todo lo que había conseguido y aprendido a lo largo de mi vida pasaba a un segundo plano, afronté el reto con decisión. Durante este tiempo, logré alcanzar resultados que no esperaba hacerlo de manera tan rápida, que me dieron fuerza y motivación para seguir exigiéndome con determinación.

Conscientemente, con la intención de conseguir mis sueños lo antes posible comencé a jugar a reloj corrido, formato de juego en el que los minutos parecen segundos y, menosprecie el profundo calado que tiene el paso del tiempo en todas las cosas.

El domingo 14 de octubre, en la final del Campeonato de España Clásico, mi reloj se paró por completo al cometer otro error grave. Fueron momentos muy duros que afronté con serenidad pensando que todo se había acabado ya que, durante muchos minutos, no sentía mi cuerpo y mi cabeza seguía funcionando. Por suerte, la vida y el destino me han dado una segunda oportunidad.

Quiero agradecer todas las muestras de apoyo y cariño recibidas, me sentí muy querido. Siento profundamente haberos hecho pasar a todos este mal trago. Gracias a todos mis amigos, familia y equipos médicos que me asistieron durante todos esos días en el Hospital Clínico San Carlos.

Agradecimiento especial a mi mujer, una vez más me demostró ser una persona muy especial; y a mi hermano Sergio por su gran apoyo y compresión, en la UCI lloramos juntos por segunda vez, la primera fue en Aachen, el teatro de los sueños, donde conseguimos nuestro objetivo olímpico liderando el Campeonato de Europa hasta la final.

Con suerte, en unos años mis sueños se cumplirán y quizá, mi hermano y yo volvamos a llorar, pero esta vez de felicidad.

Gracias a todos.

Te recomendamos

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...

¿Mantilla o Sudadero? ¿Pechopetral o Martingala? ¿Salvacruz o Salvadorso? Estos nombr...