Respuesta al artículo “Metedles caña”

Hemos de reconocer la profesionalidad del artículo el cual, ya empezando por la fotografía, que no creemos para nada casual,muestra la imagen de un jugador de Les Alforges, que curiosamente es el club del seleccionador nacional "defendiendo/atacando" a otro jugador del CEEC, que por esas casualidades de la vida es el equipo en el que juega el hijo de la articulista.
-
Respuesta al artículo “Metedles caña”
HORSEBALL - OPINIÓN

Lamentamos profundamente tener que rebatir públicamente el escrito, ya que creemos que estos debates deben resolverse en otros foros. Pero nos vemos en la obligación moral de responder, en aras del buen nombre e imagen de una serie de personas a las que entendemos que se está dañando de forma injusta y cruel. La legitimación de esta respuesta se basa también en las alusiones que afectan a nuestra hija en tanto que jugadora de la selección española sub-16.

Así pues, en el artículo al que nos referimos se dice, entre otras cosas, que "la decepción de los representantes del Horseball en la selección española (...), era bien patente". Bien, no sabemos quienes son los representantes, ¿los jugadores? ¿Los miembros de la federación? ¿Los técnicos? …. En todo caso nosotros no tuvimos esa impresión, aunque cierto es que sólo nos representamos a nosotros mismos, y a nuestra hija por ser ésta menor de edad.

En cuánto a la famosa frase ¡Metedles caña!, que personalmente no oímos, hemos de decir que hay que entenderla dentro del contexto deportivo en la que se produjo, sin otra connotación más allá de lo puramente motivacional. No cabe hacer categoría de un hecho aislado. Si así fuera, tendríamos que criminalizar también el famoso "A por ellos" de la selección española de fútbol. Efectivamente,  hay que hablar desde el sentido común, y no tomar "la parte por el todo" . Pero ahondando un poco más en la cuestión y habiendo contrastado la noticia, hemos de decir que la frase no salió de la boca del seleccionador español.

Afirmar que “metedles caña" es la estrategia del cuerpo técnico de la selección española, es una hipérbole que difícilmente nadie puede creer. Y ni sabemos, ni podemos entender qué finalidad se persigue con ello, aparte del puro desprestigio de una de las personas que introdujo el Horseball en España. ¡Y es que uno nunca es profeta en su tierra!

Evidentemente, que un solo seleccionador se haga cargo de tres equipos es poco menos que una heroicidad, muchas veces a costa del propio negocio y otras, como ahora, a costa de su propia imagen. Hay que dotar de más ayuda y herramientas al seleccionador. No podemos por menos que decir que los resultados obtenidos en los últimos años, con la precariedad de los medios con los que se ha contado, son para reconocer la más que meritoria gestión del seleccionador español.

Y es que no es tarea de un seleccionador cuidar de jugadores y caballos, ni de la logística del evento. Su misión es la de seleccionar los mejores jugadores, entrenarlos y obtener resultados. Y entendemos que tampoco es de su competencia la organización, ni la gestión del presupuesto.  Como es lógico, todos podemos estar de acuerdo y coincidir en que determinados aspectos de estos temas son perfeccionables y podían haberse gestionado mejor.

Sin embargo, entendemos que sería mucho más productivo plantearlo de puertas para adentro y a quién corresponda, sin necesidad de acudir a los medios, puesto que de la forma en que se está llevando a cabo adquiere visos de una auténtica campaña de desprestigio hacia la persona del seleccionador, a través de declaraciones, artículos, comentarios, etc. Si se realizaran de forma constructiva no habría nada que objetar, pero de la forma que se están produciendo dan a entender que en el trasfondo del asunto se esconden otras razones.  ¿Cuáles?  Bien, que cada cual saque sus propias conclusiones. ¿Acaso se pretende la dimisión o el cese del seleccionador, tal como ya ha apuntado el hijo de la articulista (que, dicho sea de paso, es jugador y también entrenador de Horseball) en unas declaraciones públicas efectuadas recientemente en una emisora de radio? Ello podría abrir  una “sucesión colegiada” y colmar alguna aspiración (legítima, por otra parte) a ocupar algún cargo de responsabilidad al frente de uno de los tres equipos de la selección: élite, femenino, sub 16… Pero, que si es así, debemos decir que no nos parece el procedimiento correcto. Es más, entendemos que podríamos estar ante un “pequeño golpe de estado”.

De todas formas, no deberíamos dejar de lado la responsabilidad de los demás actores. ¿O es que el seleccionador debe cuidar de la limpieza de las cuadras, e incluso meter los goles? Si entre todos no hacemos un poco de autocrítica, me parece que poco podremos progresar.

En cuanto  a lo que manifiesta la articulista, referente a los supuestos gritos, recriminaciones y castigos,  apelaremos a una experiencia personal:  en el pasado –puesto que en esto del Horseball llevamos ya algunos años y además con dos hijas que practican dicho deporte-, sí que vivimos en carnes propias cómo algún otro entrenador gritó, faltó al respeto e insultó a una de nuestras hijas, y no sólo a ella. En cambio, desde que nuestras hijas pasaron a depender del actual seleccionador (en el club que éste regenta), jamás se ha repetido un episodio de estas características.    

En honor a la verdad, también debemos decir que no nos consta en absoluto –y siempre hablando de la selección Sub-16, que es la que conocemos- que los partidos no se prepararan, y no se estudiaran los rivales ni el propio equipo. Al contrario, lo que sí nos consta es que precisamente este apartado se ha potenciado especialmente en el evento del pasado Mundial, puesto que un integrante del equipo técnico se dedicó desde antes del acontecimiento a analizar los videos disponibles de los demás equipos y también del español, preparando un completo dossier con datos estadísticos que han ilustrado las sesiones preparatorias del equipo.

Por otra parte, pero sin cambiar de asunto, hay que decir que en este pasado Mundial se ha incorporado al equipo una veterinaria (asistida por una ayudante), que se ha ocupado de todos los caballos de las tres selecciones españolas, y todos los comentarios que nos han llegado al respecto no han podido tener un sentido más favorable, tanto por la iniciativa en sí como por la labor concreta realizada por estas dos profesionales.

Y hemos dejado para el final el análisis del aspecto del artículo que más nos ha preocupado por la afectación personal que para nuestra familia representa. Se trata de la frase que textualmente dice : (no será normal) “tropezar con algún otro (jugador sub-16) que, a pesar de no cumplir con la edad de beber alcohol, ya no se aguanta en pie”.

Debe la articulista tener especial cuidado en verter comentarios de esta naturaleza, por las repercusiones legales que le pueden suponer. Se está afirmando que algún menor iba bebido, y entre el grupo de menores de los equipos españoles (o sea, dentro de la selección sub-16) se encontraba nuestra hija. De forma consciente o inconsciente (y nunca mejor dicho) se está sembrando la duda sobre nuestra hija y siete menores de edad más, que tienen a sus padres para representarles y defender sus intereses. Creemos que el asunto reviste la suficiente entidad como para que la articulista reflexione sobre el alcance de sus palabras .

Esperamos que esta sea la primera y única vez que tengamos que pronunciarnos públicamente sobre el tema.

Eva Dorca i Camps / Adrià Colls i Gusó

 

Nota de la Redacción.- Queremos aclarar que la elección de la foto que ilustró el artículo firmado por Anna Plana fue realizada de forma aleatoria por la redacción de Ecuestre en nuestro archivo de fotos de la disciplina, al igual que hemos hecho para ilustrar esta réplica.

Te recomendamos

¿Se acercan las Navidades y no sabes que regalar? Si son unos amantes de los caballos...

Estos son los contenidos del número 430 de Ecuestre, que ya puedes adquirir en papel ...

¿Sabéis que en Netflix hay películas y series de temática ecuestre? Echa un ojo a est...

Madrid Horse Week finalizó su edición de 2018 y aquí estoy para mostraros un vídeo de...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...