Ejercicio Nº3: Vueltas desde la línea recta

¿Has combinado alguna vez en tus entrenamientos las lecciones de Doma Clásica con pequeños saltos? Si todavía no lo has hecho, ya es hora de empezar.
-
Ejercicio Nº3: Vueltas desde la línea recta
DOMA CON OBSTÁCULOS

Nuestra experta, Christine Hlauscheck (www.bewegungs-freiheit.de), nos presenta y explica el tercer artículo de la serie, que podrás hacer fácilmente con tu caballo. Recuerda que para estas combinaciones, ella utiliza conos y obstáculos de unos 3 metros de ancho y hasta 50 centímetros de alto.

Con la combinación de lecciones de doma y pequeños saltos saldréis ganando tanto tú como tu caballo: en coordinación y concentración, comprensión recíproca y seguridad en sí mismos. Este es el tercer ejercicio que te proponemos.

Ejercicio Nº3: VUELTAS DESDE LA LÍNEA RECTA

QUÉ APORTA: Al recorrer la calle puedes comprobar el equilibrio de tu caballo y también puedes mejorar su incurvación longitudinal describiendo pequeños círculos. Además, enseguida s si responde con precisión a las ayudas o si debes encauzarlo en la calle con ayudas más claras. Si además golpea los conos porque se desvía a un lado es mejor que retrocedas un par de pasos y entrenes el desarrollo de los movimientos por separado.

Una vez que logres mantener la trayectoria relajadamente, ya puedes alternar rítmicamente saltos y círculos sin el menor problema. Cuanto más se alternen estos elementos más flexibilidad ganará tanto el asiento del jinete como el caballo. La alternancia ágil entre línea recta y círculos seguidos del salto estimula la mente del caballo y del jinete. Y eso fomenta la capacidad de concentración.

Si quieres repasar el Ejercicio Nº2 de la serie, pincha aquí


Fuente: Revista Ecuestre

 

CÓMO SE HACE: Coloca dos obstáculos separados por una distancia de entre 22,5 y 25 metros, dependiendo del grado de reunión que logre tu caballo al galopar. Debes marchar de manera uniforme entre ellos sin echar a correr ni frenar. Entre ambos obstáculos dispón una calle de 1,50 metros de ancho marcada con 8 conos. Entre la calle y cada uno de los obstáculos debe haber una distancia de separación de 3 metros. A continuación te toca elegir: puedes limitarte a recorrer al galope en línea recta la calle y saltar los dos obstáculos; después del primer salto te detienes en medio de la calle y vuelves a arrancar al galope con la misma mano o con la otra; como alternativa puedes hacer un cambio simple. O bien puedes integrar vueltas alrededor de los dos conos centrales (al aire que desees) antes de acometer el segundo salto.

 

Fuente: Cavallo/Ecuestre

Texto: Regina Kühr 

Fotos: Lisa Rädlein

Traducción: Elena Sánchez

 

Si el tema te interesa, ¡estate atento a Ecuestre.es! En los próximos días publicaremos un nuevo artículo con el cuarto ejercicio de la serie: TRES SALTOS CON ESLALON Y TRAVERS

 

 

Te recomendamos

Zanahoria Equitación es una marca de prendas de concurso, que ha nacido relativamente...

Las articulaciones del caballo son el engranaje que permite el movimiento de la máqui...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...