Cross Training Nº8: “Spring Time”

En forma, motivados y sanos: todos los caballos se benefician de esta nueva tendencia, el Cross-Training. Le enseñamos cómo mezclar su propio cóctel de entrenamiento en una serie de 8 ejercicios. Este es el octavo y último: “Spring-Time”.
-
Cross Training Nº8: “Spring Time”
ENTRENAMIENTO

Un futbolista bailando ballet, un caballo de Doma Clásica trepando por senderos... ¿qué está pasando aquí? Se trata de una nueva tendencia, el Cross-Training. Ya sean personas o caballos, todo deportista se beneficia de esta mezcla de disciplinas. Por eso los jinetes no deben tener ningún reparo en permitir a sus caballos ser infieles a su práctica habitual y dejarles probar a menudo otras formas de monta.

“La variedad en el entrenamiento equino es importante para la psique, eficaz para lograr una buena condición física y además protege las articulaciones”, explica la doctora Judith König, especialista en medicina deportiva equina de la universidad de Guelph, en Canadá. “El cross-training incluso puede prevenir el desgaste. Por el contrario, los caballos se vuelven rígidos cuando soportan sobrecargas invariables y constantes”.

¿Le apetece probar esta estupenda mezcla de disciplinas? El polifacético jinete Stefan Schneider, profesional de la equitación de trabajo, nos presenta ocho ejercicios muy efectivos. Este veterinario y entrenador adiestra a sus caballos de muy distintas formas: los monta al estilo western y practica la equitación de trabajo, los entrena con rienda larga y en el apartado de doma clásica tiene como fuente de inspiración a su mujer, Uta Gräf.

A continuación, el octavo y último ejercicio de la serie:

 

SPRING TIME                                   

ORIGEN: SALTO

EFECTO CROSS: Los saltos pequeños motivan y vuelven diligentes incluso a los ejemplares perezosos. A menudo los pequeños brincos descontraen el lomo del caballo mejor que el entrenamiento de doma clásica, porque el jinete no se deja caer tan pesadamente sobre la silla. Además, saltar fortalece la tripa y robustece el cuarto trasero. ¿Y qué efecto tiene sobre los huesos? El cambio de patrón de movimiento sienta bien al animal. “Los saltos pequeños estimulan el crecimiento óseo y optimizan el grosor de los huesos”, explica la veterinaria König.

CÓMO SE HACE: Coloque un único obstáculo para saltar, basta con que mida entre 30 y 80 centímetros de alto. Salte una y otra vez por encima siempre que entrene, también cuando practique la doma clásica. A campo abierto puede utilizar troncos de árboles como obstáculo.

 

Fuente: Ecuestre

Texto: Alena Brandt    

Fotos: Thomas Hartig/Birte Ostwald

Traducción: Elena Sánchez

 

 

Te recomendamos

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Una de las patologías más terribles para el caballo es, sin duda, la laminitis, o sea...

Conoce los contenidos del número 432 de Ecuestre, que ya puedes conseguir en tus kios...

¿Cómo se os da lo de trenzar a vuestro caballo? Hablamos con Miriam Luque, trenzadora...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...

¿Mantilla o Sudadero? ¿Pechopetral o Martingala? ¿Salvacruz o Salvadorso? Estos nombr...