Isabell Werth, más campeona; Severo Jurado, duodécimo

Duelo en las estrellas. Isabell Werth logró el oro en la Kür tras otro espectacular duelo con Sonke Rothenberger, ambos sobre el 90%. Severo Jurado terminó duodécimo.
-
Isabell Werth, más campeona; Severo Jurado, duodécimo
Cto Europa Doma

(Foto: Dirk Caremans / Hippofoto)

Superlativa conclusión del Campeonato de Europa de Doma. La mejor Isabell Werth, última en pista con “Weihegold OLD”, se despidió de Goteborg logrando una nueva medalla de oro tras una espectacular prueba musical. El Especial de ayer había dejado bien a las claras que la mejor amazona de la historia necesitaba su mejor versión para doblegar a Sonke Rothenberger, pero su joven compatriota la llevó hoy a un escalón superior (Duelo alemán por el oro). Ellos fueron los dos últimos en pista, y regalaron a los espectadores del Ullevi de Goteborg (hoy sí con buen aspecto) y a todos los que lo siguieron una lucha emocionante y memorable con Doma de muchísimos quilates.

Sonke entró en la pista ejecutando un delicado passage hasta más allá de la mitad, casi flotando. De ahí pasó tras la parada y un poco de piaffé a unas rotundas extensiones al trote, figura que repitió tras unos apoyos y que es uno de los fuertes del hijo de “Van Gogh”: tan fuerte, de hecho, que es casi seguro el mejor de la actualidad. Coleccionó dieces, como también en otro de los grandes momentos del KPWN, los cambios. La composición, mezclando con sutileza partes de piano con subidas orquestales cuando lo requería la figura, de una gran dificultad técnica, resultó espectacular, y en esos cambios a dos, por ejemplo, clavó cada uno con un golpe de cuerda. También lo hizo en los de uno, pero tuvo un pequeño problema en la salida que intentaría arreglar en la siguiente diagonal. Un mínimo error en una pirueta, muy buenos apoyos, con un paso mejor que ayer y unos notables apoyos, la última línea de passage, piaffé, passage y trote extendido fue el gran colofón a una prueba fue una obra maestra de precisión. La nota, 90.982, con ¡siete dieces! en Música e Interpretación.
Isabell Werth cerraba la prueba con “Weihegold OLD”, y el reto para el binomio número 1 del ránking era mayúsculo. La composición es de un estilo diametralmente opuesto, ya se sabe, más ligera y alegre, con mucho aire italiano, comenzando desde las vueltas en passage los alargamientos. La hija de “don Schufro” brilla hasta el extremo en los apoyos, el passage, el piaffé, las transiciones, y el binomio desprende una armonía y una elegancia increíbles… Isabell se aseguró de no cometer ningún error (fue, por ejemplo, conservadora en el trote largo que concluye en piruetas a las que siguen los cambios a uno y dos), y no lo hizo, clavando toda su prueba. Como ayer, quizá fue la parte final la que le dio el oro, con esa línea espectacular de passage, piaffé y avanzar en semicírculo en passage para terminar con una pirueta en piaffé inmejorable mientras Jimmy Fontana ya sí nos hablaba de “Il Mondo”.
La tensión en el estadio fue eléctrica hasta que se anunció el 90.980 de Isabell, subrayado por un eufórico yes de la campeona. “Hoy es uno de sus días por los que aún compito y por los que me encanta competir. Fue una tarde muy emocionante. Ella sabía que hoy no podíamos permitirnos ni un error y estuvo muy concentrada y realmente brillante y por eso me pude permitir tomar riesgos”, explicó Werth desde el podio. Justa ganadora pero una lástima que Rothenberger saliera de Goteborg sin un oro que, como decíamos ayer, tampoco habría sido una locura: hoy, de hecho, cinco jueces le dieron mejor nota artística, y con esta actuación se convierte en el cuarto conjunto que logra los 90 de media en una Kür: la ganadora hoy, Gal con “Totilas” y Charlotte Dujardin con “Valegro” son los otros miembros del selecto club.

Severo, duodécimo
El espectacular duelo por el oro fue de tal magnitud que minimizó todo lo ocurrido, pero hubo más cosas. Primero, claro, que subieron tres personas al podio, y el último escalón fue merecidísimamente para Cathrine Dufour y “Atterupgaards Cassidy”. La danesa realizó una prueba sobresaliente, con el DWB en una forma espectacular, siempre hacia arriba y sin fallos –al margen de un momento de tensión del contacto al principio-. La trayectoria del binomio en poco más de un año en la elite está siendo espectacular, y aquí logró una nota de 84.561 que le dio el bronce con un gran margen, pues hasta su salida a pista sólo dos binomios habían pasado del 80, y en ese punto: Carl Hester y “Nip Tuck”, que como preveíamos había guardado lo mejor para hoy en una coreografía de una gran complejidad al que el 80.614 le sirvió sólo para superar por dos décimas al mejor binomio de los anfitriones, Therese Nilshagen y el talentoso “Dante Weltino OLD”, cuyo potencial es enorme.
En un escalón inferior, muchísima igualdad, encabezado por las danesas Anna Zibrandtsen y “Arlando”, con 77.829. Ahí se ubicó Severo Jurado con “Deep Impact 3”. El español salió en el primer grupo y su prueba, con una coreografía quizá con demasiados cambios de ritmo, gustó en general a los jueces, aunque en la parte técnica el hannoveriano volvió a encontrar su mayor margen de mejora en el piaffé y las transiciones: hubo además un pequeño error en unos apoyos al galope. Las extensiones y las piruetas volvieron a ser los fuertes de “Deep Impact 3”, terminando Severo en un muy buen puesto duodécimo, con 75.675.

PULSA AQUÍ PARA VER LOS RESULTADOS

Te recomendamos

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Conoce los contenidos del número 432 de Ecuestre, que ya puedes conseguir en tus kios...

¿Cómo se os da lo de trenzar a vuestro caballo? Hablamos con Miriam Luque, trenzadora...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...

¿Mantilla o Sudadero? ¿Pechopetral o Martingala? ¿Salvacruz o Salvadorso? Estos nombr...