Protectores de dorso: sólo si son necesarios

Los protectores de dorso, empleados adecuadamente y sólo en aquellos casos en que sean necesarios, pueden resultar muy beneficiosos. Pero deben emplearse sólo con un fin específico, ya que en caso de no ser necesarios pueden resultar contraproducentes.
-
Protectores de dorso: sólo si son necesarios
EQUIPACIÓN

En ocasiones, los protectores ayudan a corregir pequeñas deficiencias en el ajuste de la silla, pero si la montura resulta de base inaceptable para el dorso del caballo, la utilización de un protector sólo agrava el problema. Una montura bien ajustada no requiere protector de dorso, pero el jinete tiende a pensar que un protector dará mayor comodidad al caballo y que si existen zonas de roce o cierta presión, éste las aliviará. Sin embargo, no es siempre así y en muchos casos su utilización puede agravar los puntos de presión creados por una montura mal ajustada. Si un zapato te queda pequeño, usando varios calcetines mullidos no te sentirás más cómodo, te apretará más aún.

Además de crear puntos de presión, los protectores mal utilizados pueden disminuir el espacio en el canal, alterando la movilidad de la columna, desestabilizar al jinete, provocar que la montura se vuelque o que el espacio del puente se rellene y no deje libre la cruz, creando rozaduras.

 

 

Una lectura adecuada del sudadero nos puede dar claves sobre el ajuste de la montura.

Tamaño, grosor y material son fundamentales a la hora de elegir un protector, pero si la colocación es inadecuada tampoco servirá. Deberá quedar centrado y ser lo suficientemente grande y largo como para que la montura se apoye completamente sobre él y no sobre sus bordes.

Una vez colocado, se comprobará si ha alterado el correcto posicionamiento de la montura, fijándonos en la rectitud de ésta sobre la horizontal. Es posible que el protector haya provocado que la montura se vuelque hacia delante o hacia atrás, lo que modificará la postura del jinete.

 

 

 

Fuente: Ecuestre

Textos: Mar de Echevarría Ruiz-Oriol (fisioterapeuta) y Marta García Piqueres (veterinaria).

(fisioterapiaequina@yahoo.es)

Fotos: Ángel Yuste

Una lectura adecuada del sudadero nos puede dar claves sobre el ajuste de la montura.

Te recomendamos

Conoce los contenidos del número 434, que ya puedes adquirir en kiosco o en su edició...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...