Un caso de robo en concurso

-
Un caso de robo en concurso
CONSULTORIO JURÍDICO

Nombre:Rosa

El pasado 24 de septiembre de 2016 participábamos en un Concurso de Doma Clásica Territorial (CDT), clasificatorio para la final de la Copa de Andalucía. El club en el que se celebraba preparó una zona cercada como parking y así lo detalló con unos letreros escritos a mano. Había dos zonas de aparcamiento, como la más próxima a la entrada oficial del club ya estaba totalmente completa, tuvimos que aparcar en esa zona que el club habilitó y que antes he nombrado.

Jinete y caballo tenían que salir a pista a las 17:30, así que a las 12:00 de la mañana llegamos al club para ver las demás pruebas de los jinetes e ir con tiempo de sobra. Aparcamos el coche sobre las 12:00 horas en el parking habilitado por el club con toda la equipación en su interior (montura, cabezada, ropa, botas, cámara de vídeo, filete y bocado…) y los seguros cerrados.

A las 14:30 aproximadamente volvemos al coche para ir preparando el caballo y coger la equipación, pero nuestra sorpresa fue mayúscula cuando al llegar al coche nos encontramos con la ventanilla del copiloto forzada y totalmente vacío. Nos lo habían robado todo.

Este hecho está denunciado ante la Policía Nacional, que tomó las huellas dactilares del supuesto individuo que nos robó todo y a día de hoy (11 de abril de 2017) estamos esperando el juicio. 

Mis preguntas son las siguientes:

¿Tiene el club alguna responsabilidad sobre el robo? ¿Debería responder de alguna manera? ¿Tendría que tener un seguro para esos eventos (concursos)?

El dueño del club, lo primero que nos dijo en cuanto supo del robo, es que el parking no era de su propiedad y si no es de su propiedad: ¿cómo lo habilita con un cartel poniendo “parking del concurso”? (Además de tratarnos de una forma muy desagradable y mostrar muy poca empatía).

RESPUESTA DEL EXPERTO:

Fernando Acedo – Abogado Hípico

En el presente supuesto, nos encontramos ante una zona habilitada para el establecimiento en unos terrenos contiguos a las instalaciones hípicas donde se celebra el concurso de doma clásica, que además era gratuita, por lo que entendemos que no sería posible reclamar por este siniestro al club organizador, ni tampoco al propietario de la finca ya que este supuesto se encuentra expresamente excluido de la Ley 40/2002, de 14 de noviembre, reguladora del contrato de aparcamiento de vehículos, por entender que no existe deber de custodia al no existir transacción comercial alguna, y en consecuencia sobre esa premisa no se podría exigir ningún tipo de responsabilidad “in vigilando”.

La clave por tanto para determinar la obligación a indemnizar, estaría en la gratuidad del servicio de estacionamiento, por lo que en aquellos concursos donde se cobra un canon o cuota diaria por el establecimiento de automóviles, vanes y camiones, si requerirá que el club o comité organizador, disponga de un servicio de vigilancia de los vehículos.

 

Con relación a las cuestiones sobre el seguro, indicar que actualmente no existe ninguna disposición normativa que obligue a los clubes y comités organizadores a tener contratado un seguro que cubra el robo de vehículos o del propio material hípico de los jinetes participantes. Otra cosa distinta, para la que si resulta obligatorio tener seguro, es para cubrir la responsabilidad civil respecto a cualquier accidente con daños personales o materiales que pudiera producirse durante el evento, por lo que sería posible y recomendable que dentro de dicha póliza se contratase una cobertura adicional que cubriese el robo del material deportivo de los jinetes participantes.

 

Te recomendamos

Conoce los contenidos del número 434, que ya puedes adquirir en kiosco o en su edició...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...