¿Responsabilidad de una hípica por daños en el caballo de un cliente?

-
¿Responsabilidad de una hípica por daños en el caballo de un cliente?
CONSULTORIO JURIDICO

Nombre: Isabel

Les hago una consulta por si de ella se puede derivar jurisprudencia. Soy propietaria de un caballo PRE con carta inscrito en ANCCE; cuando lo llevé a la hípica en la que estoy concreté con la dueña que mi caballo no se sacaría con otros por su carácter retraído, no es agresivo, no se defiende.

Se le puso en un padock con una yegua, con muy buena comunicación, aunque se escaparon varias veces por carecer de pastor eléctrico y no estar bien cercado.

En 5 meses que llevo en la hípica, he ido todos los días, pero me he ausentado un fin de semana y a mi vuelta el caballo estaba mordido, arañado y lo que es el caso, tenía una herida abierta en la EEI derecha, que se infectó, precisando antibiótico. Ahora que ha mejorado, cojea y la veterinaria además de afirmar que la herida es típica de una patada de otro caballo me dice que vamos a esperar unos días, pero que puede tener algún tipo de fractura.

¿Qué responsabilidad tiene la hípica y qué debo hacer, puesto que se aprovechó mi ausencia para saltarse la norma clara del "aislamiento"? 

RESPUESTA DEL EXPERTO:

 

Fernando Acedo – Abogado Hípico

En el presente caso nos encontramos ante un contrato de pupilaje o manutención que es un contrato atípico y complejo, que contiene una serie de relaciones jurídicas propias de otros tipos contractuales tales como el arrendamiento de cosa (cuadra y demás instalaciones), la prestación de un arrendamiento de servicios por la alimentación y demás cuidados del caballo y un contrato de depósito. La que aquí nos interesa es la relativa al contrato de depósito, habida cuenta de las obligaciones de guarda y custodia que nuestro Código Civil impone al depositario en el artículo 1.766 (la diligencia propia de un buen padre de familia) y, para el caso de empresarios, tal y como es este, la de un buen comerciante.

El artículo 1.101 del Código Civil determina que estarán sujetos a la indemnización de daños y perjuicios los que, en cumplimiento de sus obligaciones, incurriesen en dolo o negligencia. No obstante, hay que tener en cuenta las circunstancias de cada caso –objetivas y subjetivas– para el reproche de la culpa, si bien es verdad que se presume culpa del agente (cuidador o depositario), salvo que acredite haber actuado con acomodo a circunstancias de tiempo y lugar, o que la causa del siniestro obedeció a fuerza mayor.

En el presente caso parece claro que la responsabilidad se deriva tanto de la falta del deber de vigilancia del animal que la hípica tiene depositado como del incumplimiento de las instrucciones recibidas por su parte para que no se le dejara suelto en el padock con otros caballos. Por lo tanto, entendemos que sería perfectamente viable iniciar una reclamación de responsabilidad civil a la hípica por los daños y perjuicios sufridos en la prestación del servicio contratado. No obstante le aconsejamos que espere hasta que se pueda conocer la evolución de la lesión y sus posibles secuelas.

El quantum indemnizatorio se podrá establecer en los gastos veterinarios y demás cuidados que se devenguen en el proceso de curación, y en el supuesto que la lesión fuese irreversible, de manera que el caballo no pudiese ser utilizado para el fin para el que había sido adquirido, se le añadirá el precio de mercado de un caballo de Pura Raza Española de similares características al suyo.

 

Te recomendamos

Zanahoria Equitación es una marca de prendas de concurso, que ha nacido relativamente...

Las articulaciones del caballo son el engranaje que permite el movimiento de la máqui...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...