Caso de accidente en una hípica, con fatal desenlace

-
Caso de accidente en una hípica, con fatal desenlace
Caso de accidente en una hípica, con fatal desenlace

Nombre: Chelo

Desde hace 5 años, mi marido y yo montábamos a caballo en una hípica. Pagamos un dinero a primero de mes y podíamos montar las veces que quisiéramos. Mi marido no montaba un caballo fijo. Un día que fue a montar sufrió un accidente en el picadero que no puedo explicar cómo fue, porque a día de hoy los propietarios de la finca han dado diferentes versiones. Tras un ingreso hospitalario largo, mi marido falleció. Ahora sé que la finca no tenía licencia para la actividad de la hípica y que ninguno de ellos tenía titulación. No había ninguna norma en la finca, ni había cascos para que los clientes pudieran utilizar. El seguro dice que el responsable es mi marido porque cogió un caballo sin permiso, cosa que no es cierta. Le acusan de irresponsable y por tanto no quieren saber nada del tema.

RESPUESTA DEL EXPERTO:

Caso de accidente en una hípica, con fatal desenlace

Fernando Acedo

Fernando Acedo – Abogado Hípico

Ante todo, quisiera transmitirle nuestro pésame por el trágico desenlace. Como punto de partida conviene señalar que cada vez que se produce un accidente con resultado de lesiones de cualquier clase, el hospital está obligado a enviar un parte al Juzgado y éste a investigar las causas del siniestro. Sin embargo en ocasiones, como consecuencia de la falta de medios y la excesiva carga de trabajo no se realiza un trabajo exhaustivo por parte de los juzgados y se cierran precipitadamente algunas investigaciones Por ello, le recomendamos como primera medida que presente una denuncia penal ante el Juzgado de Instrucción del lugar donde se produjo el accidente, explicando los hechos con el resultado del posterior fallecimiento de su marido para conseguir que por parte de la policía judicial se pudieran investigar y reconstruir los hechos, ya que si existen versiones contradictorias probablemente es porque hay aspectos que no deben favorecer a los propietarios. Paralelamente cabría también acudir a la contratación de un investigador privado que además de intentar recabar todas las pruebas posibles para la reconstrucción de los hechos, pudiera también examinar los posibles incumplimientos legales y responsabilidades del centro hípico. Desde luego, la falta de licencia de actividad y de unas mínimas normas exigiendo la obligatoriedad del uso del casco, así como otras medidas de seguridad en las instalaciones son aspectos que le permitirían demandar a la hípica por responsabilidad civil. No obstante conviene tener en cuenta que nuestro ordenamiento jurídico no admite la existencia de una responsabilidad civil objetiva en el sentido de que el propietario de las instalaciones en donde una persona sufre la caída deba responder automáticamente de las consecuencias de la misma, o que le corresponda probar que no fue por su culpa, sino que es preciso, para poder exigir una indemnización, que se aprecie un motivo de reproche culposo del centro hípico. Bien por negligencia, bien por omisión del deber del cuidado, mantenimiento, uso, estado de las instalaciones, medidas de seguridad, aptitud de los animales etc.., prueba que le correspondería acreditar a los herederos de la víctima del accidente.

Te recomendamos

Zanahoria Equitación es una marca de prendas de concurso, que ha nacido relativamente...

Las articulaciones del caballo son el engranaje que permite el movimiento de la máqui...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...