Caída de poni de una niña durante una fiesta de cumpleaños

-
Caída de poni de una niña durante una fiesta de cumpleaños
CONSULTORIO JURÍDICO

Nombre: J.Moll

Mi hija fue invitada a una fiesta de cumpleaños en un club ecuestre. La entregué en el lugar y fui a hacer unos recados. Cuando volví mi hija estaba montando un poni con varios niños detrás de él dándole golpecitos en el lomo. Dos madres estaban en medio de la pista mirando y me explicaron que los niños se lo pasaban bomba y que había uno que había caído, pero que no se había hecho nada. Nadie aguantaba al poni, que trotaba. Mi hija me pidió que la grabara y cuando me puse a hacerlo, el poni hizo la mosca y la tiró. Consecuencia: fractura de húmero y desplazamiento de codo. Por suerte llevaba un casco, algo grande pero lo llevaba; no llevaba nada más. Nos fuimos a urgencias y la operaron sobre la marcha, poniéndole unas agujas. En septiembre tuvo que volver al quirófano para que se las quitaran. A partir de ahí hasta el 4 de noviembre ha estado haciendo rehabilitación. El brazo ha quedado con 20% de ángulo negativo, puesto que la rotura le tocó nervios. Agradecería una respuesta sobre cómo tengo que actuar ante esta situación. Mi marido puso denuncia en la policía, pero no hemos recibido contestación alguna desde hace 3 meses y nos preocupa que todo esto se pase de fecha.

RESPUESTA DEL EXPERTO:

Fernando Acedo – Abogado Hípico

 

Nos encontramos ante un accidente hípico generador de responsabilidad civil, por lo que probablemente, la denuncia penal presentada por su marido ante la Policía habrá sido archivada por no ser constitutiva de ningún delito. Para poder reclamar los daños y perjuicios derivados del accidente, deberá tener en cuenta que en el presente supuesto existe la concurrencia de tres posibles agentes responsables, según el siguiente razonamiento.

En primer lugar, los organizadores del cumpleaños son responsables por no haber exigido la presencia de un monitor que tutelara la monta de los niños en el poni de manera que pudiera controlar o neutralizar cualquier situación de riesgo que pudiera surgir, resultando que dicha omisión ha sido determinante en el accidente que sufrió la menor.

En segundo lugar, el centro hípico propietario del poni también es responsable, en mi opinión, por permitir que se utilice en sus instalaciones un animal por unos niños sin control ni supervisión alguna, ignorando las más elementales medidas de seguridad. Aunque el centro alegase que se limitó a alquilar el espacio para la celebración del cumpleaños, la jurisprudencia señala que quien se beneficia de una forma directa o indirecta de una actividad, es igualmente corresponsable de los riesgos que genere la misma.

En concurrencia con los anteriores responsables, nos encontramos en tercer lugar con la culpa de la madre de la menor, que cuando observa que su hija, sin tener ningún nivel de equitación, estaba montando en un poni suelto y sin ninguna persona a su cargo, procede a grabarla sin haber exigido de manera inmediata que se bajara del animal, toda vez que su no actuación contribuyó a que su hija permaneciera en una situación de riesgo produciéndose la caída en su presencia.

A priori no podemos anticipar el grado de responsabilidad de cada uno de los agentes intervinientes en este siniestro, ya que salvo acuerdo entre las partes, tendrá que ser determinada por un Juez. Por todo ello, en el supuesto que quisiera seguir adelante con su reclamación, deberá interponer en el plazo de un año desde el accidente, una demanda civil ante el Juzgado de 1ª Instancia competente, reclamando solidariamente a los organizadores del cumpleaños y al centro hípico una indemnización por los gastos médicos de su hija, el tiempo de curación, secuelas y demás gastos e intereses, cantidad que el Juez podrá moderar o reducir en base a la proporción de responsabilidad que impute a cada responsable.

Te recomendamos

Conoce los contenidos del número 434, que ya puedes adquirir en kiosco o en su edició...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...