¿Podemos transitar por ríos y lagos con nuestros caballos?

-
¿Podemos transitar por ríos y lagos con nuestros caballos?
¿Podemos transitar por ríos y lagos con nuestros caballos?

Nombre: Luis Quemada

Desde hace años metemos a nuestros caballos por ríos, arroyos y pantanos, y nunca nos han dicho nada, ni siquiera los agentes forestales con los que nos hemos cruzado. Sin embargo, un amigo nos previno el otro que dado que algunas de esas zonas están protegidas (parque nacional, zona LIC...) es posible que esté prohibido que nos metamos en sus cauces. Sin embargo, existen multitud de empresas que organizan rutas ecuestres por ríos, lagos y embalses en nuestro país y muchos de ellos están protegidos. Tenemos la duda de si lo estamos haciendo bien o no. Muchas gracias de antemano. 

RESPUESTA DEL EXPERTO:

Fernando Acedo – Abogado Hípico

España es un país con una enorme biodiversidad que afortunadamente cuenta con numerosas normas para proteger de manera especial nuestro entorno natural. Dentro de este patrimonio, como no podía ser de otra manera, se encuentran también nuestras aguas tanto interiores como costeras. La competencia para legislar sobre esta materia se encuentra repartida entre el Estado, las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, lo que hace muchas veces muy complicado que los ciudadanos podamos conocer la normativa aplicable a cada espacio natural.

En la ley 42/2007 de protección del patrimonio natural y la biodiversidad de carácter estatal, se establecen distintas figuras de protección como son, parques naturales, monumentos naturales, paisajes protegidos, entre otras. Generalmente, la competencia específica de la protección y gestión del patrimonio natural la tienen las Comunidades Autónomas por lo que habrá que estar a la legislación que ellas tengan.

En mi experiencia, las rutas a caballo, salvo en espacios muy concretos que requieren permisos, no suelen generar problemas con el medio ambiente, siendo en muchos casos beneficiosas. Ahora bien, con relación a las aguas, si tenemos constancia de la existencia de una prohibición expresa de la presencia de caballos en las playas, durante los meses de verano, lo que podría extenderse a otras aguas interiores destinadas al baño o al consumo humano.

Por ello, dado la desagradable sorpresa de poder vernos en algún momento denunciados por un agente forestal, mi consejo es que la primera vez que planifiquemos una ruta a caballo, contactemos con el Ayuntamiento donde se encuentra el paraje por el que vayamos a discurrir para que nos informen si existe alguna prohibición al paso de caballos por sus aguas, y en segundo término para mayor seguridad contactemos igualmente con la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la provincia donde esté ubicada la ruta, para verificar que no exista ningún Espacio Natural Protegido o alguna Ley específica que nos afecte.

Te recomendamos

Descubre los contenidos del número 428 de Ecuestre, que ya puedes conseguir en el kio...

¿Qué tipo de cama tiene vuestro caballo en su box? Conoce algunos de los materiales n...

Nuevo vídeo con los highlights de mi paso por el Arezzo Equestrian Centre junto a In2...

Nos vamos a centrar en las lesiones producidas sobre los tendones, muy frecuentes en ...