¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?

Del todo o que considera algo como un todo. Así se define el significado del adjetivo holístico, un concepto basado en la integración total y global frente a un concepto o situación. ¿Y aplicado al mundo del caballo?
-
¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?
¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?

En España tenemos un magnífico ejemplo, que tiene una trayectoria de más de 3 años, a nivel ganadero, en Yeguada de Ymas. El responsable del mismo es un joven veterinario con inquietudes, José Luis García de Castro, quien encontró en este sistema diseñado en Sudáfrica, la solución a muchos problemas. “El manejo holístico es el estudio de cualquier ganadería como un ecosistema complejo, de tal manera que al permitir que ese ecosistema de pradera se exprese en su máximo potencial, todos los elementos se desarrollan de manera magnífica y eso repercute en un mayor crecimiento del pasto, mayor capacidad para soportar el pastoreo de los animales, lo que a su vez repercute en una disminución de costes económicos. ¿Cómo se hace? Básicamente se trata de planificar los movimientos y el pastoreo qué haces en tu finca, no permitiendo que los animales estén más de 3 o 4 días en cada parcela y permitir que el pasto se quede completamente recuperado antes de volver a meter los animales nuevamente, que lo que hace es facilitar la incorporación de materia orgánica al suelo. Al final es un círculo que se retroalimenta, ya que al mejorar la calidad de nuestro suelo mediante el aporte de materia orgánica habrá más cantidad de pasto que a su vez dará de comer a más animales, que a su vez aportan más materia orgánica al suelo y así sucesivamente. Hoy en día tenemos tecnología a base de pastores eléctricos que nos permite limitar mucho el acceso de los animales a ciertas áreas y permite imitar una migración de grandes herbívoros por dentro de nuestros campos con pastores eléctricos”.

¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?

José Luis García de Castro

José Luis García de Castro explica con gran pasión las cualidades del sistema, cuyas consecuencias se manifiestan espectacularmente en Yeguada de Ymas, que en la actualidad, después de tres años y medio de manejo holístico, dispone de unas envidiables y frondosas praderas en su finca Sandaraca de Calzada de Oropesa, en la provincia de Toledo, que alimenta de forma natural a caballos y a ganado vacuno de carne. “Este sistema se diseñó en Sudáfrica, en zonas de 200 milímetros de agua por metro cuadrado al año. Es un sistema que, por supuesto, se puede aplicar en zonas desérticas o semidesérticas, simplemente hay que aprender cómo hacerlo, porque tienes que adaptar el programa de pastoreo a tus condiciones económicas. No se trata simplemente, de un sistema de pastoreo controlado, la palabra más adecuada es dirigido. Porque tú puedes tener pastoreo controlado circular, imagínate un círculo que tiene una serie de quesitos, como el trivial y entonces tú empiezas por el 1 y terminas por el 10. Pero eso no es manejo holístico. Holístico es dirigido, es decir, tú tienes que ir al campo 1, después puedes ir al campo 4 porque ese es el apropiado y si has terminado todos no puedes entrar al campo 1 si todavía no se ha recuperado. Tienes que esperar a que se recupere. La mejor definición es pastoreo rotacional dirigido”.

¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?

A la izquierda, las praderas fruto del manejo holístico y a la derecha, la finca colindante, en la que se practica pastoreo convencional.

En una palabra, el manejo holístico requiere el control y la gestión permanente de los responsables de la ganadería, que deben “dirigir” el proceso. “Por supuesto, tenemos que olvidarnos de ese ganadero que va por las mañanas a ver si sus animales están vivos y vuelve”, comenta José Luis, quien pone especial énfasis en que “necesitamos que los ganaderos sean proactivos, que quieran aprender, que tengan capacidad de observación, que deseen aprender cosas nuevas e intentar técnicas nuevas, con mente abierta. Y que observen y tomen nota del día a día de su ganadería; antiguamente esto lo hacían los pastores y hoy en día disponemos de herramientas tecnológicas que nos permiten optimizar todo. Hay gente que me dice que quiero volver al pasado, pero no, yo quiero avanzar hacia el futuro y tenemos la técnica de los pastores eléctricos que está desarrollándose de manera espectacular. Las consecuencias evidentes de utilizar todo esto son dos: los costes bajan muchísimo y además mejoramos nuestro ecosistema, que podemos controlar”.

¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?

Parcela lista para pastar, junto a otra en la que ya han pastado los caballos durante 4 días.

Rentabilidad y ecología Hablar de rentabilidad y de mejorar ecosistemas al mismo tiempo, como hace José Luis García de Castro para explicar las virtudes del manejo holístico, no es muy frecuente en la sociedad actual, en la que ambos conceptos suelen ser antagónicos. Y sin embargo, el veterinario insiste en que ambos efectos son posibles y a las pruebas se remite. “Van de la mano y de hecho es una de las cosas fundamentales que a mí más me llamó la atención de este sistema y por eso no me canso de hablar con la gente, de explicarles que con el manejo holístico podemos ayudar al medio ambiente, mejorar la calidad de vida de nuestros animales y al mismo tiempo podemos abaratar los costes de producción. Me parece que es maravilloso. La repercusión económica es tremenda, porque los costes de producción bajan enormemente. Y no son sólo costes de producción directos en cuanto al ahorro de comida y disminución de las necesidades de concentrado, piensos, etcétera, sino otros factores relacionados con la no aparición de patologías en el desarrollo, cólicos, accidentes, etcétera. En cuanto al ecosistema, tenemos que recordar que España es uno de los países con mayor riesgo de desertización por culpa del cambio climático, porque además nuestra geografía es especialmente proclive a que los suelos se degraden rápidamente por falta de humedad. No cabe ninguna duda que la mejora de los pastos, con la capacidad que tienen de retención de agua, es absolutamente fundamental a la hora de parar el deterioro y si cada uno de nosotros podemos actuar en nuestra finca, si todos sumamos, el efecto positivo se verá a gran escala”.

Ganaderos más profesionales El sistema, que a primer golpe de vista podría ser interpretado como una vuelta al pasado, a utilizar el pastoreo y a fijarnos más en la naturaleza y en lo que ella nos da, tiene sin embargo unas repercusiones de gran calado y requiere su uso por manos expertas, por ganaderos más profesionales y más involucrados, que trabajen día a día junto a sus animales. García de Castro insiste en que se deben dar esas condiciones para que el resultado sea tangible.

“En el mundo del caballo tenemos un enorme reto; mientras que en otros tipos de ganaderías, por ejemplo las de vacuno de leche, tienen unos conocimientos científicos y técnicos de producción enormes, nuestros conocimientos sobre gestión de las yeguadas son escasos. Hablando con ganaderos ves que son muy pocos los que llevan un control económico sobre los costes de producción de un potro y creo que eso, en los tiempos actuales, tras la coyuntura económica de la última década y en un mundo cada vez más profesionalizado, va a cambiar. El perfil del ganadero tiene que será más técnica, más basado en la ciencia y esta técnica de mejora de pastos está plenamente indicada para ello”, comenta José Luis García de Castro, quien sin embargo advierte que los pastos, cuando hablamos de caballos de deporte, no pueden ser el único elemento a considerar en la alimentación de los potros. “Sobre todo porque criamos deportistas de élite, es decir, nuestros caballos van a desarrollar una actividad deportiva que no es, entre comillas, natural. Así que necesitamos que los ejemplares que criamos alcancen su máxima expresión genética y está súper demostrado que el pasto “per sé” no es suficiente en una yegua a partir del quinto mes de gestación o en un potro que está en crecimiento. Por lo tanto, hay que dar unos suplementos o complementos, pero eso es muy diferente a tener que dar pasto más pienso. Nosotros sabemos que, cuando hablamos de suplementos estamos hablando de menos de un kilo de comida al día que simplemente te balancea esos déficits de minerales que el pasto no te aporta para un correcto desarrollo articular y genético del potro”.

¿Qué es el manejo holístico de una ganadería?

Praderas de Yeguada de Ymas en la actualidad, donde José Luis García de Castro puso en práctica el manejo holístico

José Luis emplea el “nosotros” para referirse al sistema de alimentación empleado en Yeguada de Ymas, donde este joven veterinario puso en práctica este sistema de gestión holística de los pastos hace más de 3 años, con unos resultados más que satisfactorios. “Sí, están muy contentos”, reconoce el García de Castro, quien tiene palabras de agradecimiento para los propietarios de la ganadería por haberle dado la oportunidad de demostrar con hechos la eficacia del sistema. “Tengo que agradecerles que cuando empecé a hablar de este tema fueron los primeros que, preocupados por la situación en la que se encontraba su dehesa, me apoyaron y me dijeron adelante, esto lo tenemos que hacer. Lo hicimos y ahí están los resultados”.

Te recomendamos

Zanahoria Equitación es una marca de prendas de concurso, que ha nacido relativamente...

Las articulaciones del caballo son el engranaje que permite el movimiento de la máqui...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...