Seis preguntas sobre la alimentación del caballo senior

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de disciplinas, gracias al cuidado de sus propietarios. Son caballos que necesitan una alimentación adecuada para ellos.
-
Seis preguntas sobre la alimentación del caballo senior
Seis preguntas sobre la alimentación del caballo senior

Sin embargo, no se puede detener el proceso de envejecimiento del caballo, aunque sí podemos administrarle una alimentación adecuada que le aporte todo lo necesario para frenar posibles problemas de salud y vivir una vida plena, feliz y saludable.

Hoy en día hay una gran variedad de alimentos de diferentes productores que aportan las vitaminas y minerales necesarios al caballo mayor. Para poder seleccionar el mejor pienso para caballos, debemos tener en cuenta factores como su dentadura (la facilitad para masticar) y los nutrientes específicos que requiere una caballo de edad avanzada. Un ejemplo de tomar esta decisión puede ser la página web de Piensos Pavo, que ofrece una variedad de filtros para ayudarnos a encontrar el pienso más adaptado a las necesidades de nuestro caballo.

Uno de los factores más importantes a la hora de establecer un plan de alimentación para el caballo es su edad, lo que han confirmado numerosos autores (Ralston et al 1987, Malinowski et al 1997, entre otros). Se estima que entre un 10% y un 20% de los caballos son caballos senior. A partir de los 18 o 20 años, se considera que un caballo es mayor. Esta tabla recoge la traducción aproximada de la edad de un caballo a la edad humana.

Seis preguntas sobre la alimentación del caballo senior

Relación de equivalencia entre la edad de los caballos y los humanos

Cuando nuestro caballo se hace mayor, queremos que mantenga su estado de salud y su condición corporal, para eso hay seis preguntas fundamentales que debemos plantearnos.

¿QUÉ SUCEDE CUANDO LOS CABALLOS SE HACEN MAYORES?

Aunque conozcamos la edad cronológica del caballo, los cambios internos y externos nos van a marcar la necesidad de establecer un cuidado especial en los caballos senior. A medida que se hacen mayores, disminuye su capacidad para obtener nutrientes, por lo que su metabolismo se ralentiza y se vuelve menos eficiente. Por ello, aunque se alimente de manera adecuada, es posible que el alimento habitual no contenga todos los nutrientes que un caballo de avanzada edad requiere. A veces externamente no se pueden apreciar todos los cambios que conlleva la edad del caballo, pero sí están ocurriendo en su interior, por lo que es mejor prevenir que esperar que se muestren los síntomas.

¿CUÁNDO DEBEMOS ESTABLECER UN PLAN ESPECÍFICO DE ALIMENTACIÓN PARA CABALLOS MAYORES?

Hay seis preguntas que nos pueden ayudar a identificar el momento en el que debemos comenzar a establecer un plan específico de alimentación para caballos senior:

1/ ¿Ha cambiado la longitud del pelaje del caballo o se le ha rizado?

2/ ¿Está adelgazando aunque coma bien?

3/ ¿Disminuye su masa muscular, en especial alrededor del dorso?

4/ ¿Es más lento de lo que era?

5/ ¿Bebe y orina más de lo normal?

6/ ¿Va bajando niveles en la jerarquía de la manada?

Si respondes a alguna de estas preguntas con “sí”, entonces es el momento en el que el caballo debe tener un cuidado especial adaptado a su edad.

Seis preguntas sobre la alimentación del caballo senior

Dentadura de un caballo senior

¿QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA PARA LA ALIMENTACIÓN DE LOS CABALLOS MAYORES?

Los caballos son herbívoros y precisan una alimentación **basada en una gran cantidad de **fibra para evitar posibles problemas, por ejemplo, cólicos. Un buen forraje para caballos (heno, henolaje) es muy importante a lo largo de la vida del caballo. Pero los caballos más mayores tienen a menudo tres problemas concretos con este tipo de alimento:

  • Se reduce su capacidad de absorber nutrientes.
  • Se les deteriora la dentadura.
  • Su digestión de la fibra se vuelve menos eficiente.

También hay que tener en cuenta que la jerarquía en la manada va cambiando: los caballos mayores comienzan a comer con más lentitud y a veces no tienen la posibilidad de ingerir lo suficiente.

Esto se hace todavía más difícil cuando sus dientes comienzan a dar señales de desgaste. La masticación es menos eficaz y no producen suficiente saliva, lo que puede llevar incluso a la aparición de úlceras gástricas. Investigaciones científicas demuestran además que los caballos mayores son menos efectivos a la hora de extraer las proteínas y el fósforo de la alimentación. Esto se debe posiblemente a la presencia de parásitos en la pared intestinal. Estos parásitos se pueden acumular a lo largo de los años, incluso si se desparasita con regularidad al caballo.

Es importante saber que:

• Los caballos senior necesitan proteína de alta calidad y en cantidad suficiente para ralentizar el proceso de degradación de los músculos.

• Estos caballos realizan grandes esfuerzos para digerir el azúcar y almidón, lo que significa que su comida debe tener la menor cantidad posible de ambos.

• Es necesario un aporte extra de más fósforo, zinc, cobre y selenio, aunque no de calcio.

• Las vitaminas C, E y del grupo B, también son muy importantes para potenciar el sistema inmunitario.

• El aceite vegetal es una buena fuente de energía con un gran efecto beneficioso en el pelaje.

• Para compensar la salud intestinal decreciente, los aportes extra de probióticos son esenciales.

Por otra parte, en los caballos mayores se incrementa la probabilidad de pérdida de condición durante el invierno con respecto al verano. Por eso, durante el invierno debemos suministrar forraje de alta calidad que no esté amarillento. Es fundamental analizar una muestra del forraje para conocer los nutrientes que lo componen y saber si se está alimentando adecuadamente al caballo.

Además, entre el 50% y el 60% de todos los caballos con una edad superior a los 18 años desarrollan una disfunción de la parte intermedia de la pituitaria (PPID, en sus siglas en inglés) o Síndrome de Cushing, que conlleva una alteración hormonal. El pelaje rizado y largo con alteración de la muda es uno de los síntomas típicos de esta disfunción. Los caballos con PPID necesitan un cuidado especial y una buena nutrición con aporte de proteína y control del azúcar y el almidón, para que sea la menor cantidad posible.

¿QUÉ CANTIDAD DE ALIMENTO DEBE INGERIR UN CABALLO MAYOR?

La cantidad de alimento que debe ingerir el caballo en materia seca variará en función de la actividad que realice el caballo senior: esta cantidad irá desde el 2% del peso vivo en reposo, al 2,5%-3% en actividad.

Pero siempre debemos tener en cuenta que de forraje (heno) debe comer como mínimo el 1,5% de su peso vivo. Por ejemplo, para un caballo de 500 kilos de peso vivo, representan 7,5 kilos de forraje (en materia seca), que equivalen a 8,25-8,5 kilos de forraje tal cual suministramos cuando es un heno. El resto debe complementarse con un pienso específicamente formulado para caballos senior.

¿QUÉ DEBE CONTENER UN PIENSO PARA CABALLOS SENIOR?

Un producto formulado específicamente para caballos mayores debe ser altamente digestible. Además, debe asegurar que complemente la fuente de fibra (forraje) que suministramos al caballo para que pueda obtener todos los nutrientes necesarios para mantenerse en forma. Por tanto, ha de aportar:

  • Fibra fácilmente digestible para mejorar la digestión.
  • Proteína altamente digestible con aminoácidos esenciales para mantener la condición física.
  • Contenido óptimo de azúcar y almidón adaptado a las necesidades de los caballos mayores.
  • Aporte extra de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6.
  • Adecuada relación de calcio y fósforo, con mayor aporte de fósforo.
  • Antioxidantes para mejorar las defensas.
  • Un aporte extra de vitaminas (E y C) y microminerales (zinc, selenio, cobre).
  • El alimento se debe presentar de forma que sea fácil de comer y pueda deshacerse fácilmente cuando hay problemas dentales.

¿CUÁNTO DEBE BEBER UN CABALLO SENIOR?

El agua es fundamental para que el caballo pueda realizar todas las funciones metabólicas del organismo. Debemos asegurarnos de que disponga siempre de agua limpia y clara a voluntad.

Dependiendo de su actividad y del clima, un caballo de 500 kilos beberá aproximadamente de 30 a 60 litros. En verano, esta cantidad aumentará por la pérdida de agua y electrolitos a través del sudor.

En definitiva, si queremos mejorar y cuidar la salud de nuestro caballo mayor, debemos cuidarlo aportándole una alimentación cuidada y específica, teniendo en cuenta tanto el forraje como el pienso que le vamos a suministrar.

Te recomendamos

Conoce los contenidos del número 434, que ya puedes adquirir en kiosco o en su edició...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...

Hoy os traigo una lista de algunos alimentos (frutas y verduras) que nuestros caballo...

Los que amamos a los caballos soñamos con recorrer el mundo... o parte de él, para en...

En ocasiones, salir de la cuadra puede suponer un riesgo. Por ello, hablo de algunas ...

Afortunadamente, cada vez hay más caballos mayores compitiendo en una multitud de dis...