¿Cómo puedo atrapar a mi caballo en el prado?

Algunos caballos y yeguas se resisten a ser recogidos cuando su propietario acude al prado para hacerlo. ¿Cuál es la causa de este comportamiento y qué hacer para encontrar una solución? La respuesta nos la da la experta Yvonne Gutsche.
-
¿Cómo puedo atrapar a mi caballo en el prado?
¿Cómo puedo atrapar a mi caballo en el prado?

Algunos caballos se acercan relinchando hacia sus propietarios cuando van a buscarlos al prado… ¡un sueño! La mayoría siguen paciendo, pero se dejan llevar complacientemente. Ahora bien, si tu caballo prefiere quedarse en el prado e incluso se escapa, tiene algún motivo para hacerlo.

Por eso primero debes preguntarte por qué tu caballo no se deja atrapar. ¿No quiere trabajar porque el entrenamiento le produce dolores? ¿La silla no está bien ajustada? ¿Tiene tensiones o bloqueos? Los problemas dentales también pueden ser la causa. Esas son cosas que debes comprobar. A menudo el problema se soluciona rápidamente después de adaptar la silla o de aplicar un tratamiento adecuado.

Si tu caballo está sano quedan dos motivos que pueden explicar la situación. Primero: no tiene ganas de cambiar hierba por trabajo. Segundo: no quiere separarse de sus amigos de la pradera. Pero puedes atraerlo fuera del prado con alguno de los trucos que te ofrecemos a continuación.

 

 

¡Hola, ya estoy aquí! ¿Qué plan estupendo tenemos hoy? Así es como hay que hacerlo.

¡Hola, ya estoy aquí! ¿Qué plan estupendo tenemos hoy? Así es como hay que hacerlo.

Casi siempre suele existir un motivo para que un caballo prefiera seguir paciendo a que se lo lleven para montar.

PARA LOS CABALLOS QUE PREFIEREN COMER HIERBA.- Si tu yegua no se deja atrapar porque no tiene ganas de entrenar, debes tratar de romper la rutina acostumbrada. Si siempre recoges al caballo del prado para trabajar con él, el animal ha aprendido que es más cómodo atiborrarse de comida que tener que esforzarse. Así que cambia las expectativas de tu yegua: vete al prado y dale algo de comer. Después de repetir esto un par de veces, tu caballo pensará que no quieres llevárselo del prado sólo para montar.

Un consejo más: pasa tiempo en la pradera. Si tu caballo se mantiene a distancia llévate un libro y siéntate en la hierba. Como alternativa puede buscarse alguna ocupación en el prado, por ejemplo, mejorar el vallado o recoger bostas. Ignora a tu caballo, lo mejor es que le des la espalda. Llegará un momento en que sentirá curiosidad y querrá saber qué estás haciendo. Cuando vaya hacia ti, compórtate relajadamente, acaríciale un poco y luego vuelve a lo tuyo. Así se hará el interesante.

Casi siempre suele existir un motivo para que un caballo prefiera seguir paciendo a que se lo lleven para montar.

Si el caballo se queda relajado a tu lado y ya no huye de ti, puedes dar un paso más: colócale la cabezada, vuelve a quitársela y dale una golosina como recompensa. Si eso funciona puedes guiarlo un par de pasos. Ve alargando el ejercicio hasta que el caballo te siga fuera del prado.

 

CREAR ASOCIACIONES POSITIVAS.- De cara el futuro es importante que tu caballo tenga una buena sensación cuando lo separas de la manada y de la hierba. No lo recojas del prado sólo para llevarlo a entrenar, sino que haz con él algo que le guste. Por ejemplo, dale un poco de forraje o aséalo con un buen masaje, y luego vuelve a llevarlo al prado. Si haces esto regularmente a tu caballo ya no se le ocurrirá huir de ti, sino que se alegrará al verte llegar.

 

NUESTRA EXPERTA

Ivonne Gutsche es amazona western y forma a caballos y jinetes. Se centra sobre todo en la relación de compañerismo entre el ser humano y el caballo.

www.doubledivideranch.de

 

 

 

Fuente: Ecuestre/Cavallo

Texto: Viktoria Umbach 

Fotos: Lisa Rädlein

Traducción: Elena Sánchez

 

 

Te recomendamos

¡Por fin volvemos a traer nuevas recetas para nuestros caballos! En esta ocasión vamo...

Conoce los contenidos del número 429 de Ecuestre, que ya puedes adquirir en los kiosc...

El animal print, los estampados de animales, serán tendencia este invierno y los depo...

Llega esa época del año en la que nuestros caballos sacan el pelo de invierno y, noso...

Un repaso por la historia de las principales líneas de sangre que se utilizan en la a...