¿Qué pasa cuando suelto mis expectativas?

-
¿Qué pasa cuando suelto mis expectativas?
FILOSOFÍA ECUESTRE

Muchas veces los caballos, después de años intentando hacerse oír, años pretendiendo entendernos y años aguantando hacer lo que nosotros queríamos, están cansados, enfadados y dolidos. 

Cuando abres la caja de Pandora muchas cosas saldrán a la luz. Muchos caballos se sienten desubicados al principio, pueden demostrar euforia y/o cierto estrés. Después pasan un tiempo en el que parece como si pusieran en duda que tu cambio sea real, te empiezan a cuestionar y utilizan su nuevo derecho de decir que no en todo momento.

Mis caballos me ponían a raya: quieres demasiado que haga algo, me estás mirando, no te tenses, vas demasiado rápido… Su mensaje era claro: haz el favor de relajarte y presta atención, si no lo haces no puedo enseñarte cómo debería funcionar esto. 

Es como si todas las conversaciones pendientes, acumuladas en tanto tiempo se comprimen y todas, absolutamente todas, son muy importantes y hay que tenerlas "ahora".

Cuando empiezan a confiar en que tu nuevo yo ha venido para quedarse, hay muchos caballos que necesitan un periodo de descanso. Las tensiones físicas y mentales que han soportado durante mucho tiempo, incluso años, se van cayendo al suelo como trapos y el cansancio que nunca se han permitido sentir les abraza con mucha fuerza. Es en este momento cuando nos toca a nosotros aceptar esto y acompañarles en este proceso.

Los cuidados, el amor, la atención plena y la compañía son como un bálsamo para su espíritu en este proceso.

Es un buen momento para acompañar a tu amigo y seguir con tu propia limpieza interna. Sacar a la luz tus asociaciones negativas sin juzgarlas, sólo observarlas. Estar junto a él, acariciándolo o simplemente estando, ir a caminar juntos o dejarle comer hierba, algo muy simple para los dos donde hay un espacio y tiempo para hacer como una especie de meditación despierta.

Poco a poco el espíritu crece y los dos notaréis cómo la energía vital empieza a salir por algún poro que otro. Pero no puedes forzar el cambio, tienes que cuidarlo, dedicarle tiempo y dejarlo crecer.

 

Sofía Hagelberg (*)

Cavalls de Terraprim

 

(*) La autora de este artículo, Sofía Hagelberg, es Diplomada en Economía de Mercado, Licenciada en ADE, Experta Universitaria en Formación Ecuestre y años investigando bienestar y motivación en caballos y jinetes, Sofía Hagelberg es seguidora y participante en la ISES (International Society of Equine Science) y Equine Behaviour Forum

La búsqueda de coherencia y lógica para ambas partes del binomio le ha llevado a profundizar e investigar en áreas como la teoría del aprendizaje, biomecánica, optimización de patrones de movimiento, la teoría del Flow, bienestar mental y la teoría del apego, entre otros.

Hace unos 14 años que fundó Cavalls de Terraprim, que desde entonces sirve como base para seguir experimentando, investigando y difundiendo ideas sobre bienestar y motivación en caballos y jinetes.

Sofía Hagelberg está actualmente investigando sobre patologías de apego en caballos y su posible rehabilitación.

 

 

Te recomendamos

Zanahoria Equitación es una marca de prendas de concurso, que ha nacido relativamente...

Las articulaciones del caballo son el engranaje que permite el movimiento de la máqui...

Cómo deben estar conformados los cascos del caballo y sus patologías más frecuentes...