Ecuestre
Número 413
Julio 2017
Suscríbete
Salud y nutrición

Mantener la hidratación de tu caballo

Mantener la hidratación de tu caballo

Otras noticias

Caballo sin moscas

16 junio 2017 | Noelia Biondo

¿Conoces todo acerca del forraje?

13 abril 2017 | Noelia

La muda del pelaje invernal

23 marzo 2017 | Noelia

11 julio 2017 | Noelia Biondo

¿Qué tal va vuestro verano?

Las intensas lluvias de la semana pasada se agradecieron y le hicieron un buen lavado de cara a la ciudad. El campo lo agradeció infinitamente y seguro que en las reservas de agua también se ha dejado notar.

Hoy quiero ver con vosotros algunos aspectos de la hidratación básica del caballo. Como sabemos, todo ser vivo sobre la Tierra necesita hidratarse para vivir. El agua, aunque sea el recurso más abundante del planeta, tan sólo en un 3% se trata de agua dulce. Y de ese 3%, sólo el 1% está disponible para beber.

Y con ello aprovecho para animaros a hacer un uso responsable.

Los caballos están compuestos por agua en un 65 a 70% de todo su peso corporal, y deben mantener ese porcentaje a través de la ingesta de agua y de alimento.

¿Cómo pierden agua los caballos? 

- A través de la respiración.

- Por la orina y los excrementos.

- Por sudoración, con la que regulan su temperatura corporal.

Podemos hacer el símil de un caballo con el de un deportista. En una maratón las botellas de agua y bebidas isotónicas no pueden faltar para que el corredor llegue a la meta. Con nuestro caballo ocurre lo mismo. Si está deshidratado, rinde menos, además de acarrear deficiencias en su estado de salud.

El caballo, cuando suda, pierde agua y pierde una gran cantidad de electrólitos, que son sales minerales como sodio, cloro, calcio, magnesio, potasio, etc., y otros componentes.

Un caballo consume unos 5 litros de agua por cada 100 kg de peso corporal. Por lo que con un peso de 500 kilogramos, beberá una media de 25 litros al día aproximadamente. Al mes son unos 750 litros, nada más y nada menos :O.

Podemos tener controlada la ingesta de agua con tanques estándar como éstos.

Con ruedas, para recargarlos y trasladarlos con mayor facilidad. como véis es la cisterna tradicional con un bebedero automático incorporado. Una idea genial ¿verdad?.

Mantener el abrevadero en zona de sombra es fundamental. Podremos asegurar una temperatura fresca y evitaremos que se evapore el agua innecesariamente.

Naturalmente, como nos pasa a nosotros, el hecho de tener más o menos sed depende de muchos factores tales como la actividad física, las condiciones atmosféricas como temperatura y humedad ambiente. Una yegua amamantando a su potrillo podrá consumir de 15 a 25 litros más de lo habitual. Y en verano, cualquier caballo aumenta en un 50% su ingesta normal. De modo que en fincas, parcelas aisladas y prados donde no haya suministro de agua directo o para establecer más puntos de abrevaderos, la cisterna con bebedero es un recurso muy resolutivo.

¿Debo darle agua fría?

No necesariamente. Aunque... sí, también estoy pensando en esa situación. Invierno. Un frío brutal y ellos cuando meten el hocico en el agua casi helada de un río y comienzan a beber como si nada... ¿entonces qué?. Pues bien. El problema reside en los cambios bruscos de temperatura de nuestro animal, como nos puede ocurrir a nosotros, cuando estamos acalorados y tomamos agua muy fría directamente del frigorífico. La recomendación siempre es el punto medio, agua tibia. Mezclar el agua fría con agua tibia. En la práctica no es tan sencillo.

Hay bastantes síntomas que nos avisan de una mala hidratación, como insuficiencia cardiaca, falta de apetito, falta de sed y debilidad muscular. 

Por eso la clave es poder proporcionarles agua limpia y a menor temperatura que la ambiente, entre 7 y 17ºC. 

Si queréis poneros en contacto conmigo, podéis hacerlo a través de Facebook e Instagram en @ellesachevalbynoeliabiondo o a través del correo ellesachevalblog@gmail.com

Nos leemos pronto,

Un abrazo,

Noelia

¡Buen espejo he ido a encontrar!

 

 

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.