Ecuestre
Número 412
Junio 2017
Suscríbete
Ecuestre

¿Estoy preparado para tener un caballo?

¿A quién no se le ha pasado alguna vez por la cabeza la idea de comprarse un caballo o un poni? Desde bien pequeños, muchos hemos pedido a nuestros padres, por Navidades o al mismo universo un fiel compañero de aventuras. Ahora, siendo mayores, ese maravilloso sueño sigue rondando en nuestras cabezas, ¡y más de uno nos lo hemos planteado seriamente! pero... ¿estamos preparados?
¿Estoy preparado para tener un caballo?

Otras noticias

Hombres que amaban a los caballos

20 abril 2017 | Noelia

Amor burro

3 abril 2017 | Noelia

27 marzo 2017 | Silvia

¿A quién no se le ha pasado alguna vez por la cabeza la idea de comprarse un caballo o un poni? Desde bien pequeños, muchos hemos pedido a nuestros padres, por Navidades o al mismo universo un fiel compañero de aventuras. Ahora, siendo mayores, ese maravilloso sueño sigue rondando en nuestras cabezas, ¡y más de uno nos lo hemos planteado seriamente! pero... ¿estamos preparados?

dusk-1824696

Antes de ponerse a buscar a nuestro futuro caballo hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

1. Dinero: lo creáis o no, mantener a un caballo puede costar más que comprarlo. Supone tener que pagar un pupilaje (si no tenemos a nuestro caballo en nuestra propiedad), herrajes, veterinarios, alimentación, clases de equitación... y si salimos a competición, los precios suben y suben. Todos estos elementos juntos pueden costarnos al mes no menos de 400-500 euros al mes... ¡o incluso más!

2. Tiempo: si no precisamos de mucho tiempo libre, ya sea por estudios, trabajo... aunque te encanten los caballos, tal vez un comprarnos uno no sea una buena idea... Tener un caballo metido en una cuadra y no poder visitarle, no es un trato justo para él y, tal vez, otra persona pueda darle el cariño y el tiempo que él necesita.

3. Experiencia: es muy, muy, pero que muy recomendable tener conocimientos previos sobre caballos (por no decir indispensables). Antes de comprar un caballo, deberíamos saber acerca de los cuidados básicos del animal, su naturaleza y, al menos, equitación básica, aunque es mucho mejor si hemos montado muchos caballos, para saber cuales son nuestros puntos fuertes y débiles. Yo recomendaría que preguntarais a vuestro profesor por si os ve preparados para dar el paso. 

4. Responsabilidad: sin duda una cuestión muy importante. Hay que ser conscientes de que un caballo es un ser vivo, come, necesita moverse, se puede poner enfermo, tiene sentimientos... No podemos deshacernos de él en cuanto nos aburramos u olvidarnos de que existe en cuanto abandonemos las cuadras... ¡no es un juguete!

Si cumplimos estos puntos y estamos decididos... ¡fenomenal! Nuestro profesor nos puede ayudar a buscar el caballo perfecto para nosotros o lo podemos buscar por nuestra cuenta (yo prefiero la primera opción... ¡nadie va a ayudarte mejor que tu profesor!). Es importante prestar atención a la edad de nuestro futuro caballo, ya que tal vez queramos empezar con un caballo joven para crecer juntos en el mundo de la equitación pero, puede que nosotros necesitemos es un caballo más maduro que nos enseñe a ser mejores jinetes.

Una vez tengamos esto claro, ya solo queda disfrutar de tu nuevo compañero de aventuras. Y si estamos buscando algo intermedio, la posibilidad sería la cesión de un caballo, ¿verdad?

¿Creéis que hay otros puntos importantes que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un caballo? Compartidlos en un comentario... ¡no quiero que se me escape ni una! ;)

Un abrazo,

Silvia

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.