Publicidad

¿Indemnización por lesiones causadas por un caballo ajeno?

-
¿Indemnización por lesiones causadas por un caballo ajeno?
CONSULTORIO JURIDICO

Nombre: Marta

Llevo toda mi vida montando a caballo, he concursado a nivel nacional, practico salto de obstáculos desde hace muchísimos años y siempre he estado federada, pero nunca he tenido ningún problema ni accidente... Hasta que en octubre pasado un caballo joven, de 4 años, del entrenador del club donde monto, dando cuerda me dio una patada en la cara. Me provocó rotura del hueso malar y orbital, me tuvieron que operar colocándome varias placas en la cara que pasado un mes, me dieron muchos problemas y tuve que volver a pasar por quirófano... Tengo aún muchas secuelas y dolor, el seguro dice que no tengo derecho a reclamar indemnización. He estado más de 3 meses de baja y ya no puedo apenas montar y menos al nivel y dedicación con el que lo hacía. ¿Conoce algún caso similar al mío y en el caso de que pueda pedir indemnización, cuánto sería lo justo?

RESPUESTA DEL EXPERTO:

Fernando Acedo – Abogado Hípico

 

 

El Código civil a la hora de regular la culpa extracontractual cuando en el daño intervienen animales es categórico al establecer en el artículo 1.905 que «el poseedor de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe». En base a ello, cuando se produzca un accidente, el propietario del caballo sólo quedaría exonerado de responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido.

El fundamento de este precepto y de la objetivación de la responsabilidad en él establecida se encuentra en la idea de que es lógico que aquel sujeto que obtiene beneficios de un animal deba asumir las consecuencias negativas producidas por el mismo, con independencia de que haya observado en su custodia toda la diligencia previsible.

Nuestra jurisprudencia recoge una multitud de supuestos en los que el propietario o poseedor de un caballo ha sido condenado al pago de importantes indemnizaciones como consecuencia de los daños provocados por dicho animal. Los supuestos que podríamos imaginarnos son múltiples, desde un mordisco o una patada a un accidente de circulación.

Respecto al cálculo de la indemnización por los daños corporales, en estos supuestos se suele utilizar, por analogía, el baremo jurídico-médico de los accidentes de tráfico recogido en la Ley 35/2015, que asigna una cantidad en función de los días de baja, gravedad de la lesión y secuelas en función de la edad de la víctima, así como el daño estético si lo hubiese.

Te recomendamos

¿Conoces las ilustraciones de Emily Cole? En este post hacemos una entrevista a la ar...

En el cuidado natural del caballo se menciona con frecuencia la prevención, ya que e...

¿Respetuosos con la boca, suaves y precisos? Nuestro test demuestra que los filetes q...

Ya puedes adquirir el número 422 de la revista Ecuestre. Consíguelo en papel o en for...

¿Quieres mimar a tu caballo, conocer sus puntos sensibles, donde más le gusta que le ...

Está reconocido como “de primordial importancia” que la yegua mantenga un peso apropi...

Una de las patologías más terribles para el caballo es, sin duda, la laminitis, o sea...

Los vendajes tipo apósito sirven para proteger de la suciedad las áreas de piel abier...

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.