Ecuestre
Número 415
Septiembre 2017
Suscríbete
CONSULTORIO JURÍDICO

¿Es responsable el centro ecuestre en caso de robo de material de un cliente?

¿Es responsable el centro ecuestre en caso de robo de material de un cliente?

Otras noticias

¿Pueden denegarnos el REGA?

22 septiembre 2017 |

¿Negociación o demanda?

20 septiembre 2017 |

15 febrero 2017 |

Nombre: Rocío Ruiz

Tengo un caballo en pupilaje en una hípica de Mallorca y este fin de semana he descubierto que me han robado del guadarnés la montura inglesa con todos sus accesorios (el valor total ronda unos 1.500 euros). Al comunicarlo al club me informaron que ellos no tienen seguro para las monturas de los clientes, que no se hacer responsables del caso y que tienen un cartel en la puerta de guadarnés que lo comunica. ¿Tengo posibilidad de reclamar los gastos de una nueva montura a la hípica?

 

RESPUESTA DEL EXPERTO:

 

Fernando Acedo - Abogado

El contrato de pupilaje o manutención es un contrato atípico y complejo, en el que se combinan distintas relaciones jurídicas, ya que implica un contrato de arrendamiento de cosa, para la cuadra; un contrato de arrendamiento de servicios, para el cuidado del animal; un contrato de obra, para la comida y finalmente, un contrato de depósito necesario de los efectos introducidos en el club hípico con ocasión del pupilaje, en este caso del caballo, montura y demás guarniciones.

El artículo 1766 del Código Civil establece como norma general que el depositario queda obligado a restituir la cosa cuando le sea pedida por el depositante, regulándose su responsabilidad en los casos de pérdida o sustracción. Ahora bien, la jurisprudencia y doctrina científica nos enseña que debe distinguirse el contrato de depósito propiamente dicho, que no tiene otra finalidad sino la guarda y custodia de bienes a disposición del depositante, de otros negocios jurídicos en los que como en el presente supuesto, el deber de custodia es accesorio a otras prestaciones con finalidad y naturaleza jurídica diferentes. En estos casos se admiten determinadas matizaciones respecto al deber u obligaciones que correspondería al mero depositario y por tanto, el club podría quedar exonerado si acredita haber tomado todas las medidas de seguridad a su alcance para evitar el robo, o bien el cliente usuario de las instalaciones hubiera tenido una falta de diligencia o no hubiese cumplido con las normas de seguridad establecidas por el club a estos efectos.

Llegados a este punto y aunque en supuestos de hecho similares podamos encontrar resoluciones contradictorias de las distintas Audiencias Provinciales, en el presente caso mi opinión sería favorable a la reclamación, toda vez que aunque existiera un cartel indicando que la dirección del club no se hace responsable de las sustracciones que se produzcan en las instalaciones hípicas, ello no les exime de su obligación de desplegar la diligencia normal para la guardia y custodia de las cosas, según las circunstancias de las personas, tiempo y del lugar y en consecuencia, si el club hípico no realizó correctamente su deber de vigilancia, deberá indemnizar a su cliente del perjuicio causado por la sustracción de la montura.

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.