Ecuestre
Número 418
Diciembre 2017
Suscríbete
CONSULTORIO JURÍDICO

Documento de exoneración de responsabilidades

Documento de exoneración de responsabilidades
21 noviembre 2017 |

Nombre: José Ramón Sastre (Benasque)

Tengo un negocio de alojamientos rurales en el que ofrecemos a los clientes el alquiler de caballos para realizar rutas ecuestres por el Pirineo Aragonés. Normalmente les acompaña un monitor que hace de guía, pero aun así ya hemos tenido algunos accidentes que afortunadamente fueron leves. ¿Puedo legalmente exigir a los clientes la firma de un documento que nos exima de responsabilidad en caso de accidente?

RESPUESTA DEL EXPERTO:

 

 

Fernando Acedo – Abogado Hípico

En un negocio de rutas ecuestres donde los clientes no suelen tener un buen nivel de equitación los accidentes son bastante frecuentes, habiendo constatado que cada vez hay una mayor tendencia de los accidentados a reclamar daños y perjuicios a los centros hípicos y/o a sus monitores.

La utilización de un documento de exoneración de responsabilidad es una práctica muy utilizada desde hace años por toda clase de negocio hípico de Estados Unidos que se está extendiendo a muchos países del continente europeo, al igual que ha ocurrido con el “consentimiento informado” en la práctica de la medicina.

En España todavía no es muy frecuente su uso, pero estoy convencido que un documento de exención de responsabilidad correctamente redactado, podría resultar de enorme utilidad para la defensa de los intereses de los responsables del centro hípico e incluso de los propios monitores, por cuanto que las consecuencias de un siniestro no sólo podrían generar responsabilidad civil (cubierta por un seguro), sino también responsabilidad penal personal. 

Ahora bien, para que este documento pueda cumplir su función, no basta con señalar de manera genérica los peligros que se derivan de la práctica de la equitación, sino que deberá estar cuidadosamente redactado de manera que cumpla con el deber de informar al cliente de la actividad a desarrollar, las características del centro, las medidas de seguridad que hay que cumplir, los posibles riesgos imprevisibles a los que el jinete está expuesto en relación a la actividad a realizar, y a su vez, el cliente debe reconocer que tiene suficiente nivel de equitación y que ha quedado perfectamente informado de las características de la  actividad, asumiendo plenamente el riesgo inherente a la misma.

Por ello, para que el documento de exoneración de responsabilidad pueda resultarle de utilidad ante una posible reclamación ante los Tribunales, es fundamental que esté redactado bajo el asesoramiento de un abogado. Un abogado con un profundo conocimiento en la materia, que pueda describir minuciosamente las características del centro y riesgos de la actividad de manera que no haya ningún género de dudas que el cliente ha quedado perfectamente informado, asumiendo todos los riesgos que pudieran derivarse de esta práctica deportiva.

 

 

 

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.