Publicidad

¿Cómo debe ser un contrato entre propietario y entrenador de caballo?

¿Cómo debe ser el contrato para el entrenamiento de caballos a terceros? ¿Cuáles son las responsabilidades y obligaciones?
-
¿Cómo debe ser un contrato entre propietario y entrenador de caballo?

Nombre: Laura

Quisiera saber si se dispone de algún tipo de contrato para el entrenamiento de caballos a terceros. Y también, si debo tener en cuenta cierto amparo respecto de las responsabilidades que tengo sobre dichos caballos y obligaciones también.

RESPUESTA DEL EXPERTO:

Fernando Acedo – Abogado Hípico

El contrato de entrenamiento de caballos es atípico, ya que no se encuentra expresamente regulado en ninguna ley, resultando además que normalmente en este tipo de negocios se suelen entremezclar diferentes figuras contractuales, como por ejemplo el contrato de pupilaje si los caballos se quedan al cuidado del entrenador, el de depósito para las guarniciones y material de los caballos, el de transporte, etc…

En definitiva son contratos muy abiertos, que se regirán en primer lugar por los pactos acordados entre las partes y de manera subsidiaria por las normas del código civil sobre arrendamientos de servicios, salvo que existiera una relación laboral entre el entrenador y el propietario de los caballos, que no vamos a entrar a analizar en este momento.

El principal consejo que podemos darle cuando nos encontramos en el ámbito de una prestación de servicios por cuenta ajena, es que redacte el acuerdo por escrito donde se recojan de manera clara y sencilla todas las condiciones del acuerdo como si fuera un “traje a medida”, evitando con ello posibles situaciones de conflicto en el futuro.

A título meramente enunciativo, los aspectos más importantes de este contrato serían los siguientes:

1- La fecha y los datos de identificación de las partes (propietario y jinete).

2 - Descripción del caballo objeto del entrenamiento y lugar donde estará estabulado.

3 - Descripción breve de los servicios contratados, como sería el entrenamiento y uso para el que se destina, el mantenimiento y cuidado si en su caso corriera también a cargo del entrenador, así como si el propietario autoriza al jinete para participar en competiciones deportivas.

4 - Precio mensual por cada uno de los servicios que estuvieran contratados, monta, pupilaje, traslado a competiciones deportivas, etc…

5 - Duración del contrato, así como el plazo de preaviso para darlo por resuelto.

Respecto a las responsabilidades a las que estará sometido el jinete que realice los entrenamientos del caballo, básicamente se circunscriben a los supuestos en los que el jinete no actuara con la diligencia debida o que realizara algún tipo de acción u omisión imprudente o irresponsable con el consiguiente perjuicio para el caballo entrenado.

Te recomendamos

¿Echabais de menos alguna receta en el blog? Volvemos a la cocina para preparar unos ...

Cuando hablas sobre tu afición con una persona que no está relacionada con la hípica ...

Desde hace relativamente poco tiempo en occidente estamos empezando a conocer uno de ...

Desde diciembre, el caballo ya está cambiando de pelaje. La asesora de alimentación e...

¿Respetuosos con la boca, suaves y precisos? Nuestro test demuestra que los filetes q...

¿Quieres mimar a tu caballo, conocer sus puntos sensibles, donde más le gusta que le ...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.