Publicidad

“Marwari”, una genuina raza de la India, valiente y resistente

En la singular región Rajasthan de la India, el mundo del caballo tiene en la raza Marwari todo un símbolo. Estamos ante un caballo famoso por su valentía y sus peculiares orejas, en forma de hoz con una curvatura más o menos pronunciada. GALERÍA DE FOTOS.
EcuestreOnline -
“Marwari”, una genuina raza de la India, valiente y resistente
En la singular región Rajasthan de la India, el mundo del caballo tiene en la raza Marwari todo un símbolo. Estamos ante un caballo famoso por su valentía y sus peculiares orejas, en forma de hoz con una curvatura más o menos pronunciada. GALERÍA DE FOTOS.

Desde hace 2000 años se crían caballos en Rajasthan. Los nómadas de la tribu Chanan recorrían los desiertos y mesetas del continente indio y criaron para sus príncipes un caballo que ha sobrevivido a todo tipo de avatares hasta nuestros días. La cría del caballo Marwari, estaba sometida a muy rigurosas leyes que aún hoy permanecen vigentes en la fe hinduista. En ellos se veía un regalo de los dioses y por ello se les decoraba con oro y diamantes y se les alimentaba con los dátiles más jugosos que daban las palmeras de los jardines palaciegos. Los caballos Marwari representaron el poder del Raj (rey, en idioma hindú) y la estructura social feudal en la India.

 

Influencia árabe

Se cree que esta raza tiene su origen en la raza turcomana pero gracias a la cría selectiva propiciada por los príncipes indios, evolucionaron hasta formar una raza pura única, del todo comparable a los caballos europeos del siglo XVIII. En la India, el caballo era utilizado como animal de carga, al igual que el buey y el búfalo. Se utilizaban carros de dos ruedas o vehículos de cuatro plazas, tirados por ponis de 1,2 a 1,4 metros de alzada, morfológicamente pobres, pero con una gran resistencia. En la zona septentrional de la India se criaban ponis de montaña, como el Bhutia, el Spiti y el Kabuli, todos de origen mongol, mientras que existían líneas más refinadas en las provincias occidentales, como el Manipuri, el Kathuawari y el Marwari, que según la historia provenían de caballos árabes procedentes de naufragios en la costa oeste.

Referencias históricas sobre la llegada a la India de los primeros ejemplares árabes las tenemos en el año 1290 de la mano de Marco Polo, que en su bitácora escribe: "En este puerto de Adén donde los mercaderes obtienen corceles de guerra de pura sangre árabe con los que recaban enormes beneficios en la India, pues debéis saber que en dicho país se llegan a vender bastantes caballos por 100 marcos de plata o más". En otra de sus citas, escrita en 1292, Marco Polo añade: "Se dice que a esta ciudad arriban barcos procedentes del Oeste, de Ormuz y de Kis (isla del gofo Pérsico), así como de Adén y de toda Arabia, cargados de caballos y otras mercancías".

La tradición persa de poseer caballos de gran porte y belleza fue introducida por los gobernadores mongoles, fueron los primeros en importar garañones con el fin de mejorar las razas indias, tal y como lo hizo el emperador Akhbar, quienes lo sucedieron mantuvieron esta tradición dos siglos. El vestigio más importante del tipo de raza que existió en este periodo se muestra en pinturas de miniatura y antiguas de 1628.

La importación de caballos árabes fue continua hasta finales del siglo XIX, desde Irán, Iraq y el Golfo Pérsico. La atención era menor al pedigrí que a la velocidad y apariencia, sin embargo con el tiempo el árabe jugó un importante predominio a lo largo del continente.

 

Resistentes y valientes

El caballo Marwari es el caballo original del desierto de la región de Marwar, en el Estado indio de Rajasthan. La región Malani y más concretamente los poblados de Nagar, Gurtha, Jasol, Sindhari, Bakhasar, Patodi, algunas áreas de Bhinmal, Sanchorre y Sayala Thsils, del distrito de Jalore, son la cuna de la raza del caballo Marwari.

Destacados criadores de esta raza están dispersos por todo el Rajasthan y el norte de Gujarat. Otros, que se aficionaron al caballo Marwari, los han llevado a otros estados por todo el país hindú, como Punjab e incluso a los Estados Unidos de América.

Criados de forma selectiva por los gobernantes Rajput hasta cumplir las necesidades de sus caballerías, es una raza resistente y a la vez elegante, que puede sobrevivir bien en difíciles hábitats áridos y semiáridos. Esta raza puede soportar calor y frío intensos y es capaz de cubrir largas distancias a buen ritmo gracias a sus fuertes extremidades y cascos.

El caballo Marwari, de orejas curvadas hacia dentro, esta perfectamente entrenado para el combate, valiente y de probada lealtad en la batalla. Según señalan las viejas crónicas, con su valor en más de una ocasión salvó la vida de sus jinetes. Dice la historia que al morir el dueño, su caballo era inmediatamente sacrificado y enterrado con él.

 

Características

El caballo Marwari tiene unas características propias muy definidas. Su morfología le da una gracia sin igual y está bien proporcionado, permitiéndole destacar como caballo de deporte, especialmente en carreras de resistencia. Robusto y de talla media, es un animal que tiene fuertes miembros y tendones claramente definidos, bien fornido y con un fino pelaje que le permite hacer frente al frío y al calor sin excesiva deshidratación. Tiene bien desarrollado el sentido del olfato y del oído, lo que les resulta muy útil en el desierto.

La raza Marwari es elegante, con mucha presencia y calidad, con productos definidos por su personalidad y vigor. La cabeza transmite la presencia oriental indefinible del caballo y debe ser expresiva con una frente alta, ojos prominentes, chispeantes y grandes. Su cara es larga, levemente romana, dando un perfil cincelado limpio y quijadas definidas y redondeadas, labios grandes y suavemente señalados por medio de luces. Las orejas son de longitud media y bien proporcionadas, curvando y encrespándose hacia adentro en sus puntos y son algo más largas en las yeguas. El pecho en el Marwari no es particularmente amplio, aunque debe estar bien desarrollado. Su alzada se mueve en un abanico entre 1,50 y 1,65 metros y su movimiento es ligero, rápido y elástico, pero con gran estilo. Su trote es equilibrado y elegante, realzando su físico.

 

El Marwari hoy

Desde la antigüedad hasta principios del Siglo XX, los excelentes Marwari eran uno de los productos de exportación más importantes de la India. Pero la abolición del feudalismo por el gobierno socialista en los años cincuenta, dejó a estos caballos sin protección alguna y así su cantidad fue disminuyendo y están próximos a desaparecer. Actualmente son contados los ejemplares Marwari de pura raza que perviven; se dice que están en torno a los 500 ó 550 y se esta haciendo todo lo posible por organizar y salvar su cría. En la India existen dos asociaciones dedicadas para ello.

Hoy en día, estos caballos se crían para deporte, usos policiales, en bodas o actos ceremoniales y para el puro placer de pasear. Son muy valorados para las rutas o safaris, por su enorme resistencia. Un buen número de estos caballos se pueden ver en las ferias de Pushkar y Tilwara y en la Marwari Horse and Cattle Show, el Chetak Horse Show en Merwar y en el Shekhawati Horse Show.

 

Características morfológicas 

- Cabeza.- Refinada, larga, con el morro suave y una boca sensible.

- Frente.- Plana y amplia entre los ojos.

- Orejas.- De tamaño medio, suaves y curvadas hacia el interior en las puntas, que a menudo se tocan. La longitud varía entre 10 y 15 centímetros y pueden rotar 180º.

- Ojos.- Grandes y redondos, bastante separados. Reflejan inteligencia y plácida disposición.

- Perfil.- Recto y largo.

- Ollares.- Espaciosos, redondeados y ensanchados hacia afuera.

- Cuello.- La cabeza se une al estrecho cuello en un ángulo de unos 45º, está bien proporcionado, con buena musculatura en la base y mantiene la cabeza erguida.

- Cruz.- Mediana y bien definida.

- Espalda.- Larga, situada en un ángulo de unos 45º y bien musculosa.

- Pecho.- Mediano y profundo.

- Dorso.- Fuerte.

- Tronco.- Profundo y con buenas costillas.

- Cuartos traseros.- Bien definidos y musculosos, con una grupa redondeada.

- Caña.- Huesos fuertes, tanto anteriores como posteriores, de posición perpendicular y resultan amplios vistos de lado. Los extensores y flexores son fuertes y claramente definidos. Tanto las anteriores como las posteriores son largas y perpendiculares.

- Menudillos.- Redondos y fuertes.

- Cuartilla.- Corta, fuerte e inclinada hacia adelante.

- Cascos.- El frontal es oblongo y los posteriores son redondeados. Las suelas y laterales son duros y fuertes. Resultan un excepcional calzado.

- Cola.- Tiene un nacimiento alto y la eleva con sus movimientos.

- Altura media a la cruz.- 152/165 centímetros los caballos y 150/165 centímetros las yeguas.

- Capas.- Se observa gran variedad, aunque los colores que más prevalecen son el castaño oscuro (Muski o Bhanwar), Bayo (Kumet), Bayo Oscuro (Telia Kumet), Alazan “Chesnut” (Surang), Pardo (Champa), Gris/Tordo (Swet), Moteado (Kagra), Negro Skewbald (Lal Ablak), Pio Negro (Kala Ablak).

 

Fuente: Ecuestre

Fotos: Bob Langrish

 

Ir a la galería Marwari_1



 
Te recomendamos

¿Echabais de menos alguna receta en el blog? Volvemos a la cocina para preparar unos ...

Cuando hablas sobre tu afición con una persona que no está relacionada con la hípica ...

Desde hace relativamente poco tiempo en occidente estamos empezando a conocer uno de ...

Desde diciembre, el caballo ya está cambiando de pelaje. La asesora de alimentación e...

¿Respetuosos con la boca, suaves y precisos? Nuestro test demuestra que los filetes q...

¿Quieres mimar a tu caballo, conocer sus puntos sensibles, donde más le gusta que le ...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.