Publicidad

¿Qué flexibilidad tiene mi caballo?

¿Es su caballo un animal flexible o más bien rígido? Estos ejercicios le revelarán si sus articulaciones tienen buena movilidad y si sus músculos se pueden estirar. En caso de que su caballo se atasque en el test deberá pedir consejo a un veterinario o a un terapeuta equino.
-
¿Qué flexibilidad tiene mi caballo?

MOVILIDAD DEL CUELLO

CÓMO SE COMPRUEBA.- Con el ejercicio de la zanahoria comprobará la movilidad del cuello de su caballo. Colóquelo de lado junto a una pared o junto a la banda del picadero. A continuación guíe lentamente la cabeza con la zanahoria describiendo un arco hasta el estómago. Puede asir con cuidado la cabezada para ayudar a su caballo. Importante: no haga fuerza. No debe obligar bajo ningún concepto a su caballo a girar la cabeza más de lo que quiera hacerlo por sí mismo. Haga la prueba a ambos lados. Los caballos sanos tienen prácticamente la misma movilidad en el lado derecho que en el izquierdo.

POSIBLES PROBLEMAS.- Algunos caballos dan pasos atrás en lugar de girar la cabeza y el cuello. Otros no consiguen tocar el estómago con la nariz. Esta movilidad limitada puede deberse al bloqueo de articulaciones, por ejemplo, en la zona de la columna cervical. La artrosis o los ratones articulares (cuerpos libres articulares) también pueden ocasionar problemas en esta zona.

¿Están en orden las articulaciones? Entonces puede que haya músculos acortados que bloquean al caballo. A menudo se trata, por ejemplo, del músculo braquiocefálico que discurre desde el cuarto delantero pasando por la parte inferior del cuello, o del músculo trapecio, que va desde el dorso hasta la parte superior del cuello.

REGIÓN LUMBAR ELÁSTICA

CÓMO SE COMPRUEBA.- Haga que su caballo camine hacia atrás. Al hacerlo debe abombar la región lumbar. Lo notará porque adentra mucho sus pies bajo el estómago y bascula la pelvis hacia abajo.

POSIBLES PROBLEMAS.- Si su caballo sólo camina hacia atrás torcido, arrastrando las patas o sin describir una línea diagonal, puede deberse a muchas causas: por ejemplo, un bloqueo de la articulación sacroilíaca o de la transición de la columna lumbar al sacro. La artrosis de la rodilla o de la cadera, así como los problemas musculares del dorso, también pueden ocasionar rigidez en la zona lumbar. Los caballos enfermos que padecen shivering (enfermedad neuromuscular) o ataxia también caminan hacia atrás de mala gana.

 

>CADERA SUELTA

CÓMO SE COMPRUEBA.- Para testar la movilidad de la cadera haga que su caballo describa un giro en torno a sí mismo. Durante dos vueltas deberá cruzar la pata trasera interna por delante de la pata trasera externa. Importante: compruebe ambos lados.

POSIBLES PROBLEMAS.- ¿Su caballo hace trampas y no cruza las patas correctamente? Eso puede deberse a un bloqueo de la articulación sacroilíaca o a problemas en la cadera (artrosis). Una musculatura lateral del muslo tensa también inmoviliza la cadera.

 

CUARTO TRASERO ÁGIL

CÓMO SE COMPRUEBA.- Para testar la movilidad del cuarto trasero guíe a su caballo al paso durante cinco minutos la pista exterior del picadero. Fíjese hasta qué punto los cascos traseros avanzan hasta donde estaban los delanteros. Debe pisar en la huella de las manos o bien rebasarla aproximadamente el ancho de un casco. Los caballos de dorso más corto suelen avanzar más con la pisada que los animales de dorso largo.

POSIBLES PROBLEMAS.- ¿Su caballo da al principio pasos cortos y luego más largos? Eso puede ser señal de que los músculos del cuarto trasero se van relajando poco a poco. Generalmente los caballos con artrosis necesitan cierto tiempo de calentamiento. Pero si después de ese tiempo el caballo sigue dando pasos cortos eso significa que le falta movilidad en la cadera, la rodilla y el corvejón. El motivo puede ser rigidez de las articulaciones, bloqueos de la columna lumbar, agarrotamiento de los músculos del muslo o ataxia. Otra señal de la falta de movilidad son dedos muy desgastados en los cascos traseros. La mayoría de las veces esto no se puede evitar en los caballos de más edad que padecen esparaván; en el caso de los caballos jóvenes hay que observar si mejoran con un buen entrenamiento.

 

MUSLO EXTENSIBLE

CÓMO SE COMPRUEBA.- Eleve unos 10 centímetros un casco trasero. A continuación tire de él con cuidado en dirección a la pata delantera que tiene enfrente. Importante: no doble la pata trasera en un ángulo muy marcado. Eso desagrada a muchos caballos, sobre todo a los que padecen esparaván (artrosis del corvejón)

POSIBLES PROBLEMAS.- El ejercicio debe salir bien y de forma simétrica en ambos lados. De lo contrario podría ser que los músculos posteriores del dorso y del muslo estén acortados, o agarrotados.

COLUMNA VERTEBRAL MÓVIL

CÓMO SE COMPRUEBA.- Pase la palma de la mano desde la zona de la cincha unos 30 centímetros hacia atrás. Repítalo con presión media y con las uñas de los dedos. El caballo debe elevar y arquear el dorso.

POSIBLES PROBLEMAS.- ¿El dorso no se eleva? Entonces puede ser que la columna esté rígida. Eso se debe a menudo al bloqueo de articulaciones en la columna lumbar o en la columna dorsal. Los problemas de ligamentos o de la articulación sacroilíaca, las inflamaciones o la artrosis de la columna vertebral, así como los agarrotamientos de los músculos dorsales, pectorales o trapezoidales también hacen que el dorso esté rígido. Consejo: compruebe el ajuste de la silla. Importante: si el caballo no ha tenido ningún resultado llamativo en el resto de los tests, lo más probable es que no tenga ningún problema. También hay caballos sanos que no arquean el dorso en esta prueba.

 

PARTE BAJA DEL CUELLO FLEXIBLE

El músculo braquiocefálico mueve el cuarto delantero y estabiliza la columna cervical. Para comprobar qué grado de movilidad tiene, busque el punto de estrés en el cuello. Está aproximadamente un palmo por delante del omóplato (véase la foto). Presiónelo con cuatro dedos durante medio minuto. El caballo debe permanecer relajado, incluso puede disfrutar de la presión.

POSIBLES PROBLEMAS.- ¿Su caballo se defiende de la presión? ¿Y va contra la mano o flexiona la nuca de mala gana cuando lo monta? Entonces puede ser que el músculo braquiocefálico esté acortado o agarrotado. Eso es algo que les ocurre sobre todo a los caballos que realizan movimientos muy amplios del cuarto delantero. Una mano de jinete excesivamente dura también puede bloquear la columna cervical y ocasionar agarrotamientos del músculo braquiocefálico.

 

NUESTRA EXPERTA

La Dra. Imke Querengässer tiene una consulta veterinaria de quiropráctica y fisioterapia en Königsbach-Stein, en Baden-Wurtemberg. www.tierchiropraktik.de

 

Texto: Cathrin Flöβer 

Fotos: Lisa Rädlein

Fuente: Ecuestre/Cavallo

Traducción: Elena Sánchez

 

Te recomendamos

El pelaje de invierno ya no hará falta a nuestros caballos y, por ello, comienza la m...

¿Qué cambios experimentan los caballos cuando envejecen, aparte de las canas? Revelam...

¿Conoces las ilustraciones de Emily Cole? En este post hacemos una entrevista a la ar...

En el cuidado natural del caballo se menciona con frecuencia la prevención, ya que e...

¿Respetuosos con la boca, suaves y precisos? Nuestro test demuestra que los filetes q...

¿Quieres mimar a tu caballo, conocer sus puntos sensibles, donde más le gusta que le ...

Ya está a la venta el número 423 de la revista Ecuestre. Consíguela en papel o en for...

Los vendajes tipo apósito sirven para proteger de la suciedad las áreas de piel abier...

POLÍTICA DE COOKIES

En MPIB utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que está aceptando su uso. Puede obtener más información, así como conocer la manera de cambiar la configuración de los navegadores más usuales, en nuestra Política de Cookies que le recomendamos que consulte.