Ecuestre
Número 413
Julio 2017
Suscríbete
Salud y nutrición

El Tennessee Walking Horse ¿Qué está pasando?

Hola a todos, Llevo un tiempo pensando en escribir sobre este tema y más aún sabiendo que recientemente han dado una noticia realmente desoladora para el futuro de estos "caballos de espectáculo". En verdad no entiendo cómo personas que practican la equitación y que tienen caballos a su cargo (porque de cuidado y respeto mejor no hablemos) pueden llegar a someter a estos animales a tales aberraciones.
El Tennessee Walking Horse ¿Qué está pasando?

Otras noticias

Mantener la hidratación de tu caballo

11 julio 2017 | Noelia Biondo

Caballo sin moscas

16 junio 2017 | Noelia Biondo

¿Conoces todo acerca del forraje?

13 abril 2017 | Noelia

6 febrero 2017 | Noelia

Hola a todos, 

Llevo un tiempo pensando en escribir sobre este  tema y más aún sabiendo que recientemente han dado una noticia realmente desoladora para el futuro de estos "caballos de espectáculo".  En verdad no entiendo cómo personas que practican la equitación y que tienen caballos a su cargo (porque de cuidado y respeto mejor no hablemos) pueden llegar a someter a estos animales a tales aberraciones.

Los shows en EE.UU lo son todo. Un gran escaparate donde  exponen sus animales y los montadores se engalanan al detalle. La belleza natural  y cualquier rastro de pureza desaparecen. Ansían ver en los caballos movimientos cuanto más exagerados se consigan, mejor. Hoy os voy a hablar de los Tennessee Walking Horse.

Con un simple vistazo os daréis cuenta del sufrimiento que tienen que soportar (Imagen: Time Free Press)

El “Soring” o “Big Lick” es una práctica llevada a cabo en esta raza de caballos. El gobierno americano de Obama puso en marcha una enmienda en la legislación para erradicar la polémica práctica. Semejante animal sometido a tal estupidez humana. En serio, que no entiendo qué hay dentro de la mente de los entrenadores dueños y jinetes de estos caballos. El Soring consiste en infligir dolor - por medios químicos o físicos - para exagerar el paso de los caballos, haciéndolos levantar sus patas lo más alto posible, en lo que se conoce como “The Big Link” o "La Gran Lamedura".

(Imagen: Tuesday's Horse)

Un acto bárbaro que consiste en colocar en los cascos delanteros unas plataformas (las hay de diferentes alturas y envergaduras) que se sujetan mediante una especie de mordaza metálica y con clavos extra al casco del caballo. La Federación Ecuestre de Estados Unidos ha estado respaldando los esfuerzos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para enmendar y fortalecer las regulaciones anteriores. Podréis encontrar montones de vídeos y artículos de USDA al respecto. No he querido incluir imágenes de este tipo porque quiero que hablemos de esta práctica sabiendo (a simple vista) lo que puede suponer para estos animales, pero sin ahondar en exceso en imágenes o vídeos demasiado duros.

(Imagen: Habitat for Horses)

La regla ha consistido en una mejora final de la Ley de Protección del Caballo, que prohíba mostrar o vender caballos que han sido sometidos al Soring y que prohíba el uso de ciertos equipos. Los planes de esa nueva ley, eran que USDA entrenara y autorizara a inspectores para hacer cumplir la ley, mientras que las cadenas y las abominables plataformas también eran prohibidas.

(Imagen: WBIR)

La administración de Obama se ha encargado de actualizar los reglamentos existentes de la Ley de Protección de Caballos.  A partir de 30 días después de la publicación de la enmienda, todos los dispositivos de acción excepto para ciertos “zapatos”, estarían prohibidos en todos los espectáculos, exposiciones, ventas o subastas. Iba a ser publicada en el Registro Federal el día 24 de enero, lo que hubiera significado su entrada en vigor. Pero la Casa Blanca publicó un memorándum para reglas inéditas para ser retirado y enviado de vuelta a los organismos pertinentes para su revisión. "La chapucería burocrática ha desbaratado una regla que los encargados de formular políticas y organismos ejecutivos acordaron que era lo correcto", dijo Wayne Pacelle, presidente y director ejecutivo de la Humane Society de los Estados Unidos.

Todas las almohadillas y cuñas estarían prohibidas a partir del 1 de enero de 2018, a menos que fueran terapéuticas, pero esto ya no se va a llevar a cabo. Trump ha llegado al poder elegido por el 52% de los estadounidenses y ha paralizado por completo la ley que iba a poner fin en enero de 2018 al maltrato de estos animales.

(Imagen: Time Free Press)

Si bien es cierto que ya he visto algunos shows del Tennessee Walking Horse publicados en 2012 y los animales iban "limpios", con sus cascos herrados como cualquier otro caballo. El gesto del caballo, los movimientos desarrollados en su paso característico son totalmente diferentes, naturales y mucho más bonitos. Sinceramente creo que se  perdiendo por completo el sentido y desvirtuando una práctica y un tipo de monta que es toda una tradición.

Fijaos en la siguiente imagen. El caballo va concentrado y relajado y muy importante, ¡hasta la amazona sonríe!

En este vídeo podéis ver tales diferencias. Espero que toda la presión mediática externa a EE.UU y la que ya existe en el país, extingan esta práctica digna de una pesadilla.

Ahora sólo la administración de Trump puede reanimar esta ley, que disfrutó del apoyo en el Congreso de dos partidos con 224 senadores y representantes, y que generó más de 100.000 comentarios públicos en el apoyo.

(Imagen: Animal News Northwest)

¿Qué opináis al respecto? ¿Habéis acudido alguna vez a un show donde se exhiban este tipo de caballos? Tengo muchas ganas de saber qué pensáis al respecto.

¡Nos leemos pronto!

Un abrazo,

Noelia

te

Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.